Google PlusFacebookTwitter

Un poco más

By on Oct 22, 2011 in ley de permitir | 1 comment

Share On GoogleShare On FacebookShare On Twitter

Hola a Todos

En este momento de escribir, estoy plenamente consciente de las capacidades que tenemos para decidir lo mejor para nuestras vidas. ¿Plenamente consciente? Nuestra relación con el mundo es nuestra visión consciente de lo que somos.

Cuando digo consciente estoy diciendo concebir en realidad nuestra capacidad de hacer. Puede sonar raro, pero no es así y por esto es que digo: A medida que nuestra conciencia se asemeja cada vez más a la actividad expansiva del Universo, más abiertos a Ser estamos, cuanto más nos parecemos a la Divinidad, más Divinos Somos. Pero, ¿Cómo nos parecemos cada vez más a lo Divino? Actuando en la Divinidad, saber que cada acto nuestro es propio de lo Divino y que nada de lo que decidamos hacer para nuestro bien y el de los demás, puede algo o alguien decidir lo contrario. No estamos aquí para pedir como una limosna que algún designio externo nos lo conceda, estamos para recibir lo nuestro sin que ninguna circunstancia externa nos maneje. Cada día estamos haciendo uso de nuestra potestad sin darnos cuenta, ahora ya es hora de hacerlo concientemente para el buen uso y en paz.

Nosotros, en nuestra actividad humana, estamos expandiéndonos si convocamos lo mejor, lo más elevado, la abundancia, la salud y no nos permitimos aceptar nada que no sea lo perfecto. Aceptar es mágico cuando nos damos cuenta de nuestra escencia, porque aceptar significa aceptarnos en nuestra condición de Divinos y todo lo Divino Es y por supuesto que aunque no nos demos cuenta de ello, lo Somos.

Cuando hablamos de sanar, liberarnos y volver a casa, lo que estamos diciendo es que reconocemos en nosotros nuestro estado Verdadero y ese estado no admite más que lo puro e inmaculado pero que, en nuestro cuerpo humano plagado de condicionamientos aprendidos y aceptados, al estar empañado por la imagen que dan los sentidos, nuestra tarea es asemejarlo a lo que realmente somos, todo pureza y si eso pretendemos, eso tenemos.

Jamás nos pongamos en actitud mendicante, porque eso no es pureza ni riqueza Divina, la súplica es hacia lo Divino que hay en cada uno de nosotros, verlo afuera es buscar una  separación que no existe.

Nosotros nos debemos una gran demanda: Nada ni nadie puede cambiar lo que hemos decidido para nuestra vida porque nuestro poder Divino es tal que al hacerlo, ya está consumado para ser disfrutado. Asumir que no somos lo que verdaderamente Somos es auto-engañarse para seguir como estamos. Es pretender que un árbol sano no crezca, es asumir que el Universo no existe, es creer que solo somos humanos.

En nuestra actividad humana, nos asemejamos tanto a lo Divino que pasa desapercibido si es que estamos muy cercanos al cuerpo, al intelecto y los sentidos. Yo propongo que esos mismos sentidos que a veces nos traen problemas, los domemos como se doma una fiera salvaje que no conoce otra cosa que su propia supervivencia y es capaz de alimentarse con lo que sea con tal de vivir; la diferencia que hago en esta propuesta es que dejemos de lado el látigo y la lucha para entablar una relación sana que permita que esa fiera se transforme en un aliado para así ser también con ella uno enla Divinidad.

No dudemos un instante de quienes Somos y la vida deja de ser la aparente miseria y pobreza en la que tantos hermanos creen estar. No hay tal cosa aunque los sentidos, la fiera quiera seguir comiendo basura. La naturaleza humana trasciende cualquier estado que uno se proponga trascender porque es nuestra propia naturaleza, y es lo Divino actuando en nosotros siempre porque Somos lo Divino y, hasta que Todos no tengamos hecha esta propuesta en forma de orden y demanda, habrá hombres que siguen siendo fieras salvajes.

¿La libertad es poder elegir lo que pretendemos para nuestra vida? No. La libertad es saber que somos libres ya y por siempre y que nada ni nadie más que uno mismo elige darse cuenta ahora o más tarde.

La Luz está prendida, podemos ver sombras aunque también la Realidad. Somos libres para elegir.

Gracias a Todos

Juntos con Amor Divino

Victor

  • Alexa_villalba68

    Excelente!!!

Google+