Google PlusFacebookTwitter

Que valor le damos

By on Dic 31, 2010 in ley de permitir | 0 comments

Share On GoogleShare On FacebookShare On Twitter

Hola a Todos.

Podríamos hoy hacer una reflexión con esta pregunta. ¿Que valor le damos a nuestra vida?

He visto que muchos de nosotros nos aferramos a algún método, tal vez una técnica que nos permita trascender algún estado no deseado y por fin lograr estar…, podríamos decir mejor.

Claro que estos métodos dan resultados y muy buenos por cierto, pero mientras mantengamos nuestra mente en la supuesta tranquilidad de que depende del otro el como hacerlo, imitando y no apropiarnos,  y mientras no nos hagamos partícipes,  solo serán respuestas temporales que vienen de la memoria y el tiempo.

Escuché muchas veces:  Este método da resultado o, no me da resultado;  ¿saben que?  Esto no se puede poner en tela de juicio,  las Grandes Verdades no son para ser discutidas,  son para apropiarlas por ser nuestras y llevarlas a nuestra vida bajo un solo concepto primario; “experimentarlas nosotros”,  no para llevarlas al plano de la intelectualidad,  eso solo nos lleva a una gran pérdida de tiempo y una verdadera falta de valentía;  valentía para aseverar con toda grandeza que estas formas de liberación son nuestras por el solo hecho de haber nacido.

De pronto,  un día me dí cuenta de que la forma Hombre no solo es hombre por su intelectualidad,  sino por la grandeza de encontrar en si mismo la capacidad que todos tenemos de descubrir quienes Somos en realidad.  Este camino no tiene elección a futuro,  todos llegamos más tarde o más temprano.

Algunas veces me han preguntado como hacer para que tal evento deje de suceder o para que suceda;  mi respuesta fue variando a lo largo de mi experiencia en este andar, no por ser distinta en esencia,  sino por dar a quien escucha la posibilidad de que sea El mismo quien lo descubra;  en El está el valor y entonces sucede la transformación,  la persona al verse a si misma de esta manera abandona la auto-mezquindad de verse un pobrecito ser desvalido,  y se convierte en auto-sustentador de su vida, en actor activo con capacidad de decisión y total responsabilidad.

En mi experiencia,  hay tres cualidades que debemos adquirir para comenzar:  Valentía para tomar la decisión de hacerlo cuando nos damos cuenta de ello;  Auto-descubrimiento que significa vernos en realidad y deviene de las anteriores cualidades el Amor sin cualidad,  sin adjetivo alguno.

Gracias a Todos. Muy feliz comienzo de Año.

Juntos con Amor Divino

Victor

Google+