Google PlusFacebookTwitter

Pensamientos

By on Feb 25, 2011 in ley de permitir | 0 comments

Share On GoogleShare On FacebookShare On Twitter

Hola a Todos.

Hoy quisiera comenzar con algunos pensamientos que tuve en estos días.

En primera instancia deberíamos saber que pensar implica una gran oportunidad de cambio.

Nuestros pensamientos pueden vagar por siempre en el océano de la nada, podemos pensar y pensar ¿y? nada, vacío, aunque solo aparente, pero para nosotros, vacío. Que quiero decir con esto. Si pensamos y no utilizamos nuestros pensamientos para un propósito, digamos un objetivo claro, es vacío, solo alimenta una bolsa que tiene un agujero en el fondo. Parecería que pensar lo hace todo el mundo y de hecho así se percibe, pero la pregunta es ¿cuantas cosas percibimos y resulta que no son lo que son?, con los pensamientos, ¿pasará lo mismo? ¿Es que acaso los pensamientos están fuera de lo que nos pertenece?

Escuchamos a diario muchas informaciones que son producto de algún pensamiento, algunas tan triviales que prácticamente no les damos importancia y otras que nos parecen muy importantes y les prestamos toda la atención. En este ir y venir de los pensamientos entre importantes y los que no lo son según nuestra perspectiva, nos encontramos que la raíz de cualquiera de ellos es la misma, se puede comprobar cuando escuchamos hablar de algo que es muy importante para el que habla y muy poco para el que escucha y viceversa;  el pensamiento no cambia, cambia la interpretación que hago de esa idea, por lo tanto si esa idea que surge de tal pensamiento está sujeta a interpretaciones, no es verdadera porque lo Verdadero no puede cambiar ni estar sujeto a interpretación alguna

Por lo que he visto hasta ahora, nada se escapa de nuestros pensamientos y además junto al pensamiento hay una imagen que lo acompaña. Esta imagen le da forma mental al pensamiento, entonces aparece la imaginación; ¿puedo imaginar lo que se me ocurra? La primera respuesta es que si, sin embargo he comprobado que no podemos imaginar algo que no exista por lo tanto todo existe si lo imagino, de esta manera tan simple podemos concluir que la imaginación y el pensamiento son puramente creadores, entonces podemos crear con nuestros pensamientos imaginando, y… ¿Cuál es el límite de nuestra creación? ¿Por qué creemos que no tenemos todo lo que queremos?

Basta con recordar que la Verdad no tiene límites ni está condicionado por ningún pensamiento, entonces si en esta creación nuestra nos imponemos límites y no logramos lo que pretendemos, es porque es falso. La Verdad no es para algunos si y para otros no; el Universo no Da a algunos y a otros no.

¿Qué estamos dando para no manifestar lo que pretendemos? Estoy convencido, porque así lo he experimentado, que lo que no damos no viene. Por lo tanto, solo a una mente dividida se le puede ocurrir dar algo falso, porque lo que recibe es falso e irreal y en función de que creemos que es imposible dar lo verdadero no estamos dispuestos a recibirlo. He aquí una de las causas que lo impiden.

Hemos dicho tantas veces que nuestra esencia es plena y que no deberíamos pasar por miserias, hambre ni ningún tipo de necesidad; en la necesidad está implícito el deseo, en el deseo la falta de realización y aquí nuestra visión de un mundo desbalanceado y carente de justicia que implica culpables e inocentes, idea que contradice por completo la Plenitud de la que estamos hablando. Cada vez que antepongo La Voluntad a mi voluntad, las cosas salen perfectamente bien. Siempre que entrego a lo Superior algo que quiero hacer, decir o tener: hago, digo y tengo.

He perdido el miedo a Dar, me he vuelto totalmente atrevido en Dar. No pido tener tal cosa; entrego al universo la idea de no tenerla, me desprendo totalmente de la percepción de escasez entonces mis pensamientos se tornan imaginativamente creativos. La imaginación ya está a mi favor y hago todo exactamente lo que debo hacer para preparar la llegada de lo que di.

Gracias a Todos

Juntos con Amor Divino

Victor

[email protected]

Google+