Google PlusFacebookTwitter

Oportunidades y la vida

By on Nov 27, 2012 in ley de permitir | 0 comments

Share On GoogleShare On FacebookShare On Twitter

Hola de nuevo,

Como te va?

Que cuentas de tu vida y tus avances?

Yo estoy bien, claro que solucionando cosas de la vida, que cuando lo analizo (cosa que hago al escribirlo) se que he creado y que tengo que solucionar adentro de mi.

La guerra en el mundo real es solamente la expresión de la guerra en tu interior (guerra igual a cualquier problema, no me refiero en especifico a lo que pasa en Israel pero si aplica).

Como creas eso en el interior?

Simplemente dejas que tus sentimientos y creencias hagan su curso, corran su programa, los dejas correr libremente en tu interior sin dejarlos irse.

Solamente puedes correr programas que están encerrados dentro de ti

Y solamente encierras aquellas cosas que “quieres” (o no) tener dentro de ti.

Entre mas tiempo estén encerradas mas fuerza van tomando, esto lo hacen cada vez que las “miras” (piensas en ellas, recuerdas, etc.).

Cuando tienen suficiente fuerza se manifiestan en la realidad, causándote los problemas (o guerras) que vez.

La manera de cambiar los problemas es quitarles la energía y dejarlos ir

Claro esta que si los dejas ir antes no tienen porque manifestarse

Pero en caso de manifestarse puedes hacer cualquiera de los ejercicios que enseño en este blog para hacer que la energía que genera adentro de ti (la reacción química) pierda fuerza, y por lo tanto el problema también.

El Ho’oponopono y el Método Sedona son excelentes para eliminar esos problemas desde el interior, desde su raíz.

Y como concejo te recomiendo que busques en tu pasado, cuando eras chico, la raíz de todos esos problemas y creencias.

Eso es lo que se hace conmigo cuando doy coaching, se busca la raíz y se limpia y se cambia para que con efecto domino el presente sea distinto.

Muchas (en la gran mayoría de las veces) arrastramos cosas de nuestro pasado al presente y ajustamos el presente para hacer que las cosas sean idénticas, queriendo explicarlas o vivirlas en una etapa en donde uno cree que puede entenderlas, o probar si son ciertas o no.

Un ejemplo personal seria algo que me di cuenta hace poco:

Sin saberlo de forma consiente, y a pesar de todo el “bien” que hago a la gente que me permite hacerlo, yo tengo una fuerte creencia que soy malo o que mi alma es mala.

Esto es muy a pesar de que los animales y los bebes me aman, lo que es una señal perfecta de que NO es cierta mi creencia.

Por que entonces tengo yo esa creencia tan marcada en mi?

Porque mi papa cuando yo era un niño pequeño (menos de 3 años) y le preguntaba que cuando nos iba a llevar a Disney, su respuesta siempre era: “cuando tu mama y tu se porten bien”.

El subconsciente toma eso y lo interpreta de muchas maneras, una de ellas es que yo soy malo o que mi alma lo es.

Como puede un niño de menos de 3 años ser malo?

Que tanto tenia yo que hacer para que mi papa me castigue tan fuerte como no llevarme al lugar que siempre he querido (y que hasta hoy nunca he disfrutado – si he ido mas no disfrutado como se debe) ?

Esas preguntas se las hace el inconsciente, no te las tienes que hacer tu , y de hecho busca la explicación o respuesta más rápida y simple y la aplica – ERES MALO

Y ese sentimiento de ser malo, o no merecer, se ha quedado conmigo durante los 36 años de mi vida.

Me ha marcado en cada paso, en cada etapa, en cada momento.

Como puede una persona que da, que ayuda, que no es interesada, que se sacrifica por aquellos que quiere ser mala?

No puede… pero si puede sentirse así!

Claro esta que entonces lo que hay que limpiar es esa creencia tan marcada DESDE la niñez y no desde el presente.

Que si esa creencia esta marcando mi vida hoy en día? POR SUPUESTO QUE SI!

En todo lo que esta a mi rededor esa es la medida que toma mi subconsciente para saber que darme y que no darme, que experiencia presentarme y cual no.

Es por ello que limpiarse es VITAL, es vital para la supervivencia de cada uno.

Por eso cuando hago coaching, siempre pregunto de la niñez, de cuando fueron los primeros momentos que se quedaron marcados en la mente, y los limpiamos y los cambiamos.

Yo tengo mi tarea por hacer…

Tu ya identificaste la tuya

Juntos con Amor Divino

Nathan

Google+