Google PlusFacebookTwitter

Manifestar

By on Feb 28, 2011 in ley de permitir | 2 comments

Share On GoogleShare On FacebookShare On Twitter

Hola a Todos

Parece que los tiempos han llegado, por lo menos para mí; en que comentar algunas experiencias sobre manifestaciones en el mundo objetivo se están haciendo necesarios. En un principio me rehusaba ha hacerlo y solo lo comentaba a algunas personas, básicamente porque eso era lo que me parecía correcto para ese instante.

Se que hay mucho escrito sobre el tema y por varios maestros; en definitiva la Verdad se manifiesta por igual en cualquier lugar y en el momento adecuado para el que escucha y ve.

Estoy comenzando a ver la necesidad que existe en todos nosotros de que estas manifestaciones sean anunciadas como efecto multiplicador.

Tales efectos deben tener la categoría de plenitud y paz perfectas, caso contrario serían solo anécdotas contadas por contar y ese no es el objetivo. Aquí no estamos hablando de magia ni poderes que son únicos ni nada que se le parezca, es algo que absolutamente todos tenemos y que en algún momento debe desenrollarse con el solo objetivo de hacer el bien y sanar la concepción que tenemos de nosotros mismos y por lo tanto de los demás, estén cerca o lejos, las distancias son solo imágenes percibidas por nuestros sentidos.

Cuando contamos nuestras experiencias al manifestar algo, veo dos reacciones, una la de asombro e incredulidad (percepción externa) y otra que subyace internamente que produce a su vez la reacción de credulidad y deseo de que sea cierto lo que se dice porque hasta el más incrédulo lleva dentro la chispa Divina que hace que encienda la Luz de la Verdad.

Si tuviéramos el absoluto convencimiento de que lo que digo no es verdad, no habría duda alguna de que no podemos ser lo que decimos Ser, sin embargo esto no es así, ni los sentidos del cuerpo bastan para desarraigar la idea que estamos exponiendo, aunque  nos proponen una barrera para el entendimiento de lo que no se percibe con ellos.

Puedo asegurar que nacemos a una nueva vida en esta misma vida y cuanto más “practicamos” mejor lo logramos; podemos morir en un estado hoy y mañana amanecer en otro de más alto nivel, incluso puede pasar en horas y hasta en minutos. Dudar de esto es dudar de Mí y esto ahora es inconcebible. He visto que cuando hablamos de esto, muchas personas creen que dejamos de ser los seres divertidos que podemos ser y que tomar lo que es propio por Mi naturaleza Divina impediría el placer de lo logrado. No, nada más lejos; una vez que tenemos cierta práctica, el gozo es total porque además no podemos evitar sentir lo que Somos que es todo alegría y plenitud. Además aseguro que cuando comenzamos a practicar y luego se hace habitual, la actitud hacia los demás se torna en sanación, cada acto que hacemos es un acto curativo, ya no hay vuelta atrás porque cuanto más cerca estamos de la Fuente más activos y felices estamos.

La conciencia de Quien Soy no puede dejar de brillar, entonces no sentimos culpa por lo obtenido pues a nadie le quitamos nada y desde aquí opera el perdón, me perdono totalmente y entonces la que es mío es totalmente disfrutable.

El miedo pudo haberme jugado una mala pasada en otras épocas en función de que lo pedido por mí parecía excesivo, a medida que mi práctica se fortalecía, el miedo perdía relevancia y entré en un estado que podríamos llamar de descaro, dejé de tener miedo y culpa y las cosas cambiaron radicalmente.

Está totalmente claro que la manifestación está directamente asociada a lo que creo de Mí, no conozco a nadie que en su sano juicio no pretenda felicidad para su vida, pero felicidad no significa limitaciones de ningún tipo y lo que creo de mí es lo que manifiesto, estoy diciendo que la felicidad no tiene por que tener límites. A veces quiero jugar, porque nada lo impide y pretendo manifestar cosas pequeñas, otras veces juego con cosas más grandes y otras con cosas que podrían considerarse imposibles; en todas opera el mismo principio:          No me considero en la pequeñez.

Me creo en la grandeza.

No me pongo límites.

Dejo que el Hacedor, haga.

No me meto en Sus decisiones, que son acertadas respecto de las mías.

No intervengo con mis sentidos puramente humanos.

Reconozco quien es mi Padre

Reconozco quien es el Hijo

Disfruto el juego.

¿Acaso quieren saber cuales son mis manifestaciones? Solo lo diría como efecto multiplicador de lo que es la Verdad y el Universo en su infinita plenitud y expansión, no lo diría si no fuera cierto, no lo diría si es para alimentar el ego que luego vuelve pidiendo más por insatisfacción.

Lo diría para todo aquel que quiere ser sanado porque me sano, lo diría porque cuanto más lo digo enseñando, más aprendo.

¿Creen ustedes que hace falta que comente mis manifestaciones?

Gracias a Todos

Juntos con Amor Divino

Victor

kravetzv@gmail.com

  • Wilma

    Gracias Victor por tus enseñanazas, no es necesario que nos cuentes los milagros que hay en tu vida, sólo me gustaria que nos dijeras como obtengo el absoluto perdon hacia mi y el absoluto miedo
    wilma

  • victor

    Wilma
    Si empezamos a reconocernos como lo que Somos, caeríamos en la cuenta de que en realidad no hay culpables, ni el miedo tiene consistencia. El vivir en paz sugiere la idea de que nada de lo que nos sucede es por culpa de…y que me produzca el miedo a….Debemos trabajar en nuestro interior liberando esa necesidad de sentirnos con miedo y culpables. Hablaremos mucho más de esto.
    Gracias a Ti
    Juntos con Amor Divino
    Victor

Google+