Google PlusFacebookTwitter

Las preguntas y el diálogo

By on Dic 3, 2011 in ley de permitir | 4 comments

Share On GoogleShare On FacebookShare On Twitter

Hola a Todos

¿Que tal si comenzamos con un diálogo y algunas preguntas?

El diálogo es con uno mismo y las preguntas nos las podemos hacer sin temor alguno porque si existe el temor, no existe iluminación.

¿Qué diálogo podemos tener con nosotros mismos? ¿Qué preguntas podemos hacernos?

Si el diálogo es tal y como debe ser, entonces alguien debe haber que hable con nosotros, de lo contrario es un monólogo ¿A quien escuchamos desde nuestro interior?

¿Podrá ser que ese alguien que nos responde y que escuchamos tan claramente esté dentro nuestro? ¿Cómo es posible que podamos hablarnos y respondernos, preguntarnos y obtener respuesta “si no hay nadie ahí”? Es muy fácil escuchar a otros, preguntar a otros y recibir respuestas de otros.

Es nuestra Victoria el saber responder nuestras propias preguntas, es nuestra más grande Victoria elevarnos por nuestro ser individual, es la más absoluta Victoria estar en sintonía con quien ofrece todas las respuestas habidas y por haber.

En nuestro afán de conquista realizamos grandes proezas; hemos colonizado otros lugares del sistema solar, hemos llegado a grandes profundidades en el mar, hemos mejorado los sistemas de salud y elevado el estándar de vida. Logramos mejores trabajos, oficios y profesiones. Puedo estar casi hablando con todos gracias a la máquina con la que estoy escribiendo. El mundo se abre de par en par cuando leo mi correo electrónico y diría que casi no hay secretos que, a través de Internet, no pueda saber.

Me lleno de un extraño placer cuando escucho el sonido del motor de una moto; pero…

Que placer tan grande y maravilloso se siente cuando las preguntas son escuchadas y respondidas desde mi interior y se vuelcan en mí como una oleada de felicidad y dulzura sabiendo además que esa respuesta es generada por lo más elevado en mí, por la simple conexión entre mi ser y Mi Ser.

Si queremos empezar alguna vez a darnos cuenta de cómo hacer de nuestra vida lo que hemos decidido para nuestro bien y el de los demás, sería muy bueno que empecemos por darnos cuenta lo que significa juzgar, criticar, enjuiciar, opinar y otras tantas cualidades de nuestro intelecto. Pues por primera vez desde que nos comunicamos por este medio, digo y casi desafío a que por una semana completa durante las 24 hs de cada día, no juzguemos, ni critiquemos. Solo eso.

Como se darán cuenta, esta es una actividad conciente y voluntaria. Cuando digo las 24 hs, estoy diciendo exactamente esto. Una vez que hayamos hecho esta actividad, seguiremos dialogando, mientras tanto, quisiera saber su experiencia.

 

Me han preguntado tantas veces como es que se puede hacer realidad lo que escribo; aquí les dejé lo que podríamos llamar un primer ejercicio.

 

Gracias a Todos

Juntos con Amor Divino

Victor

[email protected]

  • Darwinpebus

    Mucho de esto me pasa, vivo preguntándome y respondiendo, leyendo tus escritos se han reafirmado conocimientos que no sabia que tenia, me doy cuenta de lo grande que soy pero tambien no soy nada , esto hace que anule mi ego o mi gran importancia. grande Nathan. Saludos con amor divino

  • leon Alado

    lo primero es darse cuenta del dialogo interno, y segundo darle la importancia que se merece o no, tener claro lo del dialogo interno, quien te responde, ho que,  ho como, desde donde, es tan normal dudar de uno mismo que no nos damos cuenta que nosotros mismos estamos dando la respuesta a nuestras preguntas, no le hacemos mucho  caso, quien responde la mente con nuestras memorias y patrones ho responemos a traves de la inspiracion divina??? como diferenciarlo, realmente es diferente?
    creemos lo que queremos creer en base a?
    creamos lo que cremos?
    uf!!!!

  • victor

    Hola Leon. Leí tu comentario y esperé hasta hoy para responderte.
    !Cuantas preguntas¡ Terminaste cansado. ¿Vale la pena todo ese esfuerzo? Yo te digo que cuanto más pregunte tu intelecto, más y más va a querer y nunca se satisface porque en las inquietudes externas está la distracción para lo interno. 
    Gracias a Ti
    Victor 

  • victor

    Hola Darwin.
    Eres grande, entonces ¿como es que no eres nada? Eres Todo.
    Gracias a Ti
    Victor

Google+