Google PlusFacebookTwitter

Imaginación

By on Mar 3, 2011 in ley de permitir | 2 comments

Share On GoogleShare On FacebookShare On Twitter

Hola a Todos

Usar la imaginación es fantástico, nos traslada en tiempo y espacio, no hay límites posibles… siempre y cuando conozcamos el destino de llegada. Si en este momento les pido a todos que me acompañen imaginariamente a “Un lugar”, cada uno imaginará un lugar según sus conceptos de lo que es un lugar, no todos vamos a ir imaginariamente con el mismo rumbo. De aquí la idea de que si no ubicamos exactamente el lugar, el objetivo propuesto, no llegamos a ninguna parte; esto es solo sentido común y no se necesita de ninguna preparación para entender esto. ¿Verdad?

Imaginación.

Según mi experiencia, conviene estar preparado para imaginar, no por lo difícil ni complicado, sino para creer que lo que imagino sea un hecho perceptivamente real en esta vida.

Este es el tema, digo que lo que pretendemos ser, hacer o tener ya existe, pero por algún motivo si no lo podemos sentir (con los sentidos) entonces no lo consideramos nuestro; hay alguna relación directa entre el sentirlo y tenerlo.

Lo que imaginamos, solo lo hacemos desde el conocimiento de su existencia, no podemos imaginar algo que no existe por más estrafalario que sea, pero queda ahí, no se mueve del recuerdo de haberlo imaginado. Pongamos un ejemplo para clarificar: Imaginamos un auto nuevo, hermoso por donde lo veamos, ¿es nuestro? No, porque no nos imaginamos siendo dueños de ese auto, solo lo imaginamos; ahora bien, nuestro propósito es tenerlo, ser los  dueños, el proceso imaginativo no cambia, pero cambia nuestro propósito, el objetivo, el lugar hacia donde queremos ir, pasamos de solo observar a sentir, y como hemos concluido anteriormente, hay una relación directa entre sentir y tener.

¿Porque decimos sentir cuando nos referimos a los sentidos y decimos sentir cuando nos referimos a los sentimientos? Seguramente debe haber alguna conexión entre el sentir un aroma (su perfume) y sentir un aroma (su placer). Parece ser que sentir tiene varias acepciones.

Al imaginar, estamos en proceso creativo. Toda creación nace en la imaginación incluso cuando hablo para mis adentros pensando, pronuncio palabras que estoy creando y que en definitiva las estoy diciendo en vos baja pero las estoy escuchando, son reales para mi y si son reales es porque las siento en mi interior, “acabo de crear” con algo que ya existe y con las palabras que soy capaz de imaginar. Queda claro que crear es un acto nuestro como lo es el respirar, pero anteriormente dijimos que no hay limites para la imaginación y que es creación, entonces por el mismo motivo, el acto nuestro de crear no debe tener límites.

Aquí encontramos otra relación: sentir, tener y decidir; reacomodando un poco nos queda: decidir que crear, sentir el acto creativo como nuestro y obtener lo decidido.

En este preciso momento estoy en un acto creativo escribiendo. Decidí hacerlo, lo siento nuestro y así como se ve, se manifiesta. ¿Habrá mucha diferencia si lo que decido obtener son 100000 dólares? Es una cantidad de dinero importante, tal vez sea mejor empezar con 1 dólar. Decido, siento, obtengo. Está claro para todos que el valor que le damos a 1 dólar no es el mismo que 100000 dólares, pero es el valor que le damos, no el valor que tiene, por lo tanto debe ser lo mismo manifestar una cosa que la otra.

Cada vez que quise manifestar en mi vida algo, tuve que pasar por el camino de la valoración y cuando hablo de manifestar no lo digo solo en sentido material. Cuando empecé a darme cuenta del real sentido de esta palabra, empecé a cambiar mi visión de las cosas.

Imaginación y valoración, son procesos que deben ir juntos. Por la imaginación puedo crear y por la valoración puedo dejar de emitir juicios. Dar un grado de valor a algo es enjuiciarlo y condenarlo y esto nos aleja completamente de la creación. El Universo en su proceso creativo no se juzga, solo crea y se expande hasta el infinito sin límites de ninguna naturaleza y nosotros, Hijos del Padre pretendemos juzgar nuestras creaciones haciendo un alarde de soberbia y sosteniendo límites que no existen. Imaginémonos como Somos, hermanos por ser hijos del mismo Padre, y en esta concepción los que descansamos en Paz somos nosotros, no los muertos.

Se que todo es posible si nos valoramos sin juzgarnos, sin límites y nuestros deseos mas elevados se manifestarán como jamás lo hemos visto.

Gracias a Todos

Juntos con Amor Divino

Victor

[email protected]

  • Antonio

    Excelente Mensaje Victor…
    Totalmente de Acuerdo contigo en la Relacion Imaginación y Valoración… Sentir y Tener…
    Peo como lograr que este proceso se manifieste en el Ahora??…

    Muchas Gracias…
    Saludos…

    Antonio

  • victor

    Antonio. ¿Como estás?
    Por Tú comentario y el de otros que han llegado al mail, parece ser que el gran problema está en nuestra valoración y en la relación que tenemos con el tiempo y la memoria. Si me lo permites, te voy a responder en el próximo mensaje para todos.
    Infinitas gracias a Ti y a Todos, porque cada vez que peguntan o comentan, abren en mi las puertas que dejan salir lo que luego se vuelca en lo que escribo.

    Juntos con Amor Divino
    Victor

Google+