Google PlusFacebookTwitter

El punto maximo

By on Oct 14, 2009 in ley de permitir | 0 comments

Share On GoogleShare On FacebookShare On Twitter

Hola de nuevo,

Hoy he tenido una inspiracion que lleva a todo a un climax de entendimiento.

Tengo que explicar algo importante, despues de escribir la Ley de Permitir, me he dedicado fervientemente a estudiar a otros escritores, uno en particular el cual me llamo intensamente gracias al nombre de su obra.

Yo nunca supe quien era Neville Goodard hasta que me dedique a leer un libro de el el cual ya tenia pero nunca lei.

Una vez leido vi en palabras mas antiguas muchas de las cosas que escribi en la Ley de Permitir, y entendi un poco mas a fondo lo que me fue transmitido para ser plasmado en esa obra.

De hecho, senti que Neville y yo hablamos las mismas palabras, y nuestra coneccion se ha hecho mas estrecha con el tiempo.

Me puse a buscar y he encontrado muchas mas obras de el, lecciones y demas cosas que me encantaria poder compartir con todos ustedes, pero todas estan en ingles.

Es por ello que solicite gente que sepa traducir que este dispuesta a hacerlo sin cobrar, ya que yo tampoco lo hare, y siento una gran necesidad de transmitir lo que el enseña a todos ustedes.

Pero mas alla de eso, entendi como funcionan las cosas por fin.

Neville enseña lo mismo que yo, que la conciencia es lo unico que importa, que lo que imaginas como real es lo que realmente es, y que para hacerlo hay que hacerlo “antes de domir”

Siempre “antes de dormir” dado a que ese estado es el propicio… yo entiendo muy bien a que se refiere, y entiendo muy bien lo que el esta tratando de explicar, en su epoca no existia nada que pudiera hacer lo que se puede hacer hoy con tecnologia.

Creo que por fin tengo para ustedes la solucion a la manifestacion con la Ley de Permitir, ahora solo tengo que encontrar a la gente que este dispuesta a ayudarme.

Lee de nuevo lo que escribi aqui, dado a que te he dado el camino a una solucion real a tu vida, se que parecen palabras simples y sencillas, pero en realidad te he dado la llave del castillo.

Juntos con Amor Divino
Nathan Romano

Google+