Google PlusFacebookTwitter

El poder real de la mente

By on Abr 2, 2012 in ley de permitir | 0 comments

Share On GoogleShare On FacebookShare On Twitter

Hola de nuevo,

Algunos de ustedes entenderán esto, algunos no, pero quiero explicar lo que hace la mente y su efecto en lo físico.

Hace unos días me di cuenta que desde que era niño yo quería ser el “guapo ben” (de los 4 fantásticos, el que es el hombre de roca).

Las características del mismo son que es grande y fuerte (entre otras cosas).

Yo no me había dado cuenta hasta que me entregaron un documento que al tenerlo en mis manos dije “este es para el guapo ben?”

Allí fue cuando todo se aclaro.

Ahora tendré que contar algo acerca de mi. No soy flaco, en definitiva tengo un poco de sobre peso.

Pero tampoco soy obeso, tengo muchos músculos muy desarrollados.

Cuando yo tenia 18 años llegue a ser lo más delgado que he sido en las últimas décadas.

Yo se que supuestamente uno deja de crecer al principio de los 20’s.

En aquel entonces mi talla era 28 y literalmente era la cuarta parte del tamaño que soy ahora, mis brazos (músculos bíceps) medían 16 pulgadas.

Para muchos eso es considerado grandes.

Al llegar de regreso a México de Canadá estaba al doble de tamaño, tenia yo entonces 29 años, y mis bíceps medían aproximadamente 16.5 pulgadas.

El tamaño de mi anillo era 11

Hoy en día mis bíceps miden 18 pulgadas (de nuevo, sin hacer ejercicio y tienen menos del 1% de grasa) y el anillo que uso es 13.5

Los sacos que me compré cuando llegue de Canadá no me quedan ni de broma, no puedo ponérmelos de lo pequeños que están (y me refiero a brazos y espalda).

Yo sigo creciendo, ya hice pruebas y no tengo hormona de crecimiento (0.000) y sigo cada día haciendo más y más grande (y fuerte) de nuevo, sin hacer ningún tipo

de ejercicio.

Hay quién dice que es genética, puede ser pero no la estoy heredando de nadie que haya sido como yo.

Yo más bien lo atribuyo a dos cosas.

1. mi creencia principal de que soy el “Guapo Ben” desde pequeño

2. mi segunda creencia que cada vez que tengo problemas me hago más grande que ellos.

No me queda duda que algo pasa que no tiene una explicación normal. Me afecta un poco porque comprar trajes de mi tamaño ya no es algo que se puede hacer en tiendas normales. Ya las camisas y los trajes los tendría que mandar a hacer.

 

Todo esto lo menciono para explicar el poder que tenemos dentro, en realidad nuestra mente es la que crea nuestra realidad según lo que ella cree que es real.

Cuando ella cree que algo es real lo manifiesta sin nada que pueda detenerla.

Es por ello que el saber limpiar la mente de lo negativo y aprender a colocar lo que queremos en nuestro propio universo es importante.

No hay límites para lo que podemos lograr o hacer.

No existen límites para nuestros cuerpos, nos podemos sanar hasta de lo “incurable”.

Cree en ti, implanta una idea que no tenga nada que la bloquee y que puedas manifestar de forma sencilla.

Para mi nada me negó mis creencias con respecto a mi cuerpo, y este sigue reaccionando tal y como yo lo había creído cuando era pequeño.

Supongo que si podemos hacer cambios en el cuerpo, no debería ser nada complicado hacer cambios en el exterior.

Juntos con Amor Divino

Nathan

Google+