Google PlusFacebookTwitter

El odio

By on Abr 8, 2014 in ley de permitir | 0 comments

Share On GoogleShare On FacebookShare On Twitter

Hola de nuevo,

Primero que nada quiero agradecer a los que nos acompañaron el fin de semana,

Fue algo muy especial para mi, y fue un honor ser mencionado por Choyo en la conferencia.

Este fin de semana sirvió mucho como un recordatorio del camino, pero como en todo hay momentos en los que necesitamos escuchar algo que se nos ha olvidado.

Este fin de semana yo sabia que no seria distinto.

Lo que yo tenia que escuchar era “no odiar”.

Para los que han estado aquí conmigo por un rato han podido ver mis altas y mis bajas, y yo (muy a pesar del impulso de borrarlo) dejo que puedan ver esas experiencias en mi blog, no hay mejor manera de demostrar que algo funciona que cuando esta uno abajo y haciendo las cosas las situaciones se arreglan.

Como estaba mencionando, si haz sido lector mío por un tiempo podrás haber notado que hubo una época en donde volví a “aterrizarme” en donde me llene de sentimientos negativos y estaba con problemas.

Lo que no sabes es que esos mismos sentimientos negativos han estado conmigo casi toda mi vida.

Yo nací de una familia disfunsional y con un padre abusivo y golpeador.  Esto lo había dejado atrás cuando comencé mi camino, pero cuando vi lo que le pasaba a la que ahora es mi esposa, Alice, no pude evitar revivir y renacer todos esos sentimientos de odio y de enojo (que yo tan bien conocía).

Hice mal, lo se, no se puede obtener nada bueno con eso, me causo mucho daño y hasta hoy sigo pagando consecuencias de ese “desvio” de lo que es la paz y el amor.

Hoy en día estoy regresando a esto de no tener odio, tengo que decir que hoy es más dificil que nunca dado a que mucha más gente me ha decepcionado y traicionado, inclusive me entere de que mi libro esta siendo compartido en internet de forma gratuita (lástima porque el que no lo valora no le funciona, y al que no le funcionan mis libros yo no tengo como ayudarlo). 

Pero el domingo con Choyo se nombraron las reglas de la vida y entre ellas estaba la de no odiar, no tener coraje, o dicho de otra manera, ser amor y perdonar.

Perdonar no es dejar que la persona que te daño lo vuelva a hacer, no significa volver a abrir las puertas de tu corazón o de tu vida a esa persona, significa que dejes ir los sentimientos negativos que te están envenenando y haciendo daño.  

El odio y el enojo lo sientes tu, más no afectan en NADA a la persona por la cual lo sientes.

Entonces, para retomar el camino que se perdió, hay que volver a ver la luz en el camino del amor, y es en el amor donde hay que comenzar.

Pero el amor inicia en uno, tienes que sentir amor por ti, revalorarte, verte de nuevo como un ser divino y volver a saber que eres eso, amor y que eres infinitamente amado por tu creador.

Deja que los demás pasen por lo que tienen que pasar, y tu enfocare en tu bienestar y tu abundancia.

Yo creo que ese es el mejor consejo que puedo darte el día de hoy

Juntos con Amor Divino

Nathan

Google+