Google PlusFacebookTwitter

Cosas buenas

By on Ago 15, 2011 in ley de permitir | 6 comments

Share On GoogleShare On FacebookShare On Twitter

Hola a Todos

Quisiera comentarles hoy, lo que me parece muy importante para entender alguno de nuestros procesos.

He recibido unos cuantos mails y con los que puedo hablar  personalmente,  parece que lo único que se comenta en general, con algunas excepciones, son problemas o situaciones por resolver; si bien esto está dentro de lo que corresponde, también es muy valido comentar los logros alcanzados, y se que los hay.

Cada vez que tenemos un buen día, es un logro muy importante, porque es parte del mundo que decidimos vivir. Cada día que no nos parece tan bueno, también es importante porque es un señalador de nuestro estado de conciencia que deberíamos sanar y rever.

Se perfectamente que mucho de nosotros logramos cosas muy buenas y eso es importante para todos, sin importar en que lugar del planeta nos encontremos. Si es bueno, “algo” sucede a nivel general que nos abarca; por lo tanto es de mucho valor conocer lo bueno que le está pasando a cualquiera de nosotros.

No hace mucho, alguien me dijo que cuando escuchaba que otro lograba algo para su vida, sentía algo así como envidia porque el otro lograba eso que el no había podido lograr aún. Rechazar este pensamiento es fijarlo, aceptarlo es liberarlo y cuanto más lo acepte más lo libero, pero… liberarlo es ya sentir algo muy distinto. Cuando nos sintamos felices por lo que otro logre, habremos alcanzado una de las más importantes metas, sentir que no estamos tan separados unos de otros, y cuando seamos capaces de aceptar nuestra felicidad entonces estaremos preparados para comprender.

Muchas veces estamos algo estancados en nuestros estados de conciencia, eso no es malo mientras nos demos cuenta y es la oportunidad para liberar. Como estamos viendo, cada aspecto de nuestra vida sirve para dar una buena noticia, aunque sea el hecho de darnos cuenta de algo que rever. En realidad todas son buenas noticias, solo falta darnos cuenta de ello, cuando creemos que nuestros problemas son los únicos, estamos decidiendo separarnos, cuando nos damos cuenta de que a partir de un problema, aparece la oportunidad, el momento es santo.

Aunque no se lo perciba de esta manera, hay más momentos santos que aquellos que no lo son, la Divinidad jamás deja algo sin cumplir y esto es un momento santo.

Nuestra tarea es sentir que ese momento es santo porque si así lo hacemos, eso se manifiesta.

Manifestamos lo que queremos que suceda, entonces es preciso darnos cuenta cuales momentos son para comentar y cuales no y a quién.

No es conveniente estar todo el tiempo hablando de otros buscando alguna culpabilidad para enjuiciar. Algo de nosotros está en juego en esto y nos estaríamos auto-enjuiciando y auto-juzgando, situación que nos llevaría al miedo y la pelea y sabemos lo que esto significa. Dar buenas noticias nos trae buenas noticias, el movimiento genera movimiento, la quietud solo estancamiento; entonces que mejor que comenzar por atrevernos a ver cosas buenas donde aparentemente no las hay.

En la pobreza, la enfermedad y la miseria la visión se nubla, que mejor que en lugar de hablar de ellas, nos propongamos erradicarlas de nuestras vidas en pensamiento y acción y comprender así nuestro potencial.

¿Que significa erradicar la pobreza y la miseria de nuestras vidas? En primer lugar darles el único valor que tienen, “no existen”. Ubicarlas en este contexto nos traslada de inmediato a otra dimensión de la conciencia. Saber que es un acto de locura creer que podemos ser miserables es el punto de partida. Si realmente decimos que somos un reflejo de lo Divino, no podemos ni pensar en la pobreza ni la enfermedad, más que como un acto de ilusión al que hemos accedido.

Como siempre digo, se que leer esto es poco alentador para el que está atravesando un mal momento, pero ¿Por qué debería ser de otra manera? Somos nos guste o no lo que deseamos ser. Comencemos por acostumbrarnos a las buenas noticias, dejemos de lado las malas voluntariamente y luego de un corto tiempo no podremos ni escuchar hablar mal de algo o de alguien ni hacerlo nosotros y este estado nos lleva a otro superior y así vamos volviendo a nuestra casa.

Jamás le pido a nadie que haga algo de lo que digo sino que lo verifique y lo haga parte de su propia experiencia, pero hoy voy a hacer una excepción: pido que tratemos de dejar definitivamente de hablar por hablar, de decir por decir y de pensar que solo lo que vemos con los sentidos es lo que tiene consistencia.

No amemos a dos reyes al mismo tiempo. Si realmente creemos estar en el camino a casa no pensemos una cosa y hagamos otra porque eso es contradictorio y demencial. Pensemos en la vida como lo que es; crecimiento y expansión.

Gracias a Todos

Juntos con Amor Divino

[email protected]

Victor

 

  • Lorelay

    Muy bueno y muy cierto, además. Probad lo de aceptar en vez de rechazar un pensamiento “negativo”, de corazón, y algo empieza a mejorar. 

  • victor

    Hola Lorelay.
    Efectivamente es así. Te aseguro que es la manera de comenzar a amarnos a nosotros mismos.
    Gracias por tu buen comentario. De esto, algo nos llega a todos. Es una acción de servicio que proviene de Tu conexión con lo Divino te des cuenta de ello o no.
    Juntos con Amor Divino
    Victor

  • Xlozentenol

    Hola! Este ejemplo lo he visto 100% en mi vida y 100% en la vida de una conocida: yo soy de las que va por la vida con buena vibra, pensamientos positivos, resaltando lo bueno y me va de MARAVILLA, en tooodos los aspectos, una persona que conozco, que platica con detalles quirúrgicos todo lo que le sale mal, le va remal; peor aun, se me ocurrió invitarla a un viaje padrísimo, un 2 días antes se me ocurrió sacer el tema frente a sus hijos, y con senda expresión me indico que ellos no “sabían” me pareció absurdo que yo llevaba 1 mes saltando de gusto con mis hijas por el mismo motivo y ella se privó de esa dicha nomas así; posteriormente le preparé la mejor sorpresa de su vida, río, lloró, cantó, etc. Cuando le pregunte a su compañera de oficina cómo la notó de regreso, me dijo, “igual”, a lo q agregue: no te platicó la sorpresa que vivó, y tristemente dijo: no aquí no habló nada de una sorpresa….la vida de ella es un lado de la moneda y mi vida la opuesta!!! Que desperdicio, si la felicidad esta al alcance de toooodos, cada segundo, cada instante, viva la vida!!!

  • victor

    Gracias por tu comentario. Es como el agua que refresca, pero créeme que el agua te refresca mejor si proviene de tu propia vertiente. 
    Esta es una santa oportunidad para darte cuenta de las cosas que percibes en tu vida, sanar y curar esta es tu prioridad.
    Darnos cuenta de que un hermano nuestro no la está pasando bien es un recordatorio de algún pensamiento nuestro que debemos sanar y como no sabemos cual, mejor es sanarnos por enteros en la medida que podamos.
    Yo sano lo mio porque ahora percibo a tu amiga en ese estado, tu deberías hacer lo tuyo y todos estaremos mejor. Lo maravilloso de la vida es para todos sin condicionamientos de ningún tipo. !Que gran oportunidad tienes!. 
    Gracias nuevamente y espero de corazón que comprendas esta respuesta.
    Juntos con Amor Divino
    Victor
     

  • Kiyak99

    Hola,me gustaría saber que opinas de los “daños” o maleficios y como se ha de protegerse (si consideras  necesario).Desde ya muchas gracias.Irene.

  • victor

    Hola Irene
    Tanto en este como en otros temas, no opino nada. Solo quisiera preguntarte ¿Es posible que lo Divino sea capaz de crear lo malo? ¿Será posible que esta creencia provenga de otro lado? ¿Tendrás tu algo que ver en ello?
    ¿Comprendes?
    Gracias a ti.
    Juntos con Amor Divino
    Victor

Google+