Google PlusFacebookTwitter

Cambios

By on Abr 26, 2011 in ley de permitir | 2 comments

Share On GoogleShare On FacebookShare On Twitter

Siempre saludo Hola a Todos

¿Por que no cambiar? ¿Se acepta un cambio?

A Todos saludo

¿Que es un cambio? Un cambio según el concepto que aprendí es dejar de lado algunas cosas por otras, pero verificando a partir del cuestionamiento, su verdad.

Anteriormente dijimos que El Ser no es cuestionable por su naturaleza y plenitud, al no ser cuestionable solo contiene Verdad.

Si deseamos Ser, entonces surge que deseamos ser verdad incuestionable y plena. Es ese estado del Ser lo que primero deseamos, aunque no nos demos cuenta.

Querer algo implica su falta, pero desear Ser implica la ausencia de creernos carentes. ¿Se entiende? Cuando nuestros deseos se funden en uno solo que es el del Ser, se terminan las carencias. Carecemos porque es la imagen que tenemos de la plenitud, casi como algo inalcanzable para nuestra mente. Pero nosotros no somos nuestra mente, nosotros Somos y nuestra mente es solo una herramienta que bien utilizada es fabulosa.

Después de mucho, llegué a la conclusión de que había algo en todo este andar que me frustraba, que cada vez que lo hacía no obtenía resultados o que en última instancia lo estaba haciendo mal, lo que me llevó a incrementar la desconfianza en lo que aprendía y en mi como aprendiz. Al mismo tiempo, nunca abandoné la búsqueda, algo en mí decía que siga, que tenga certeza. De alguna manera no deje de ver la luz a pesar de mí.

Busca y busca todo el tiempo y como eso desee, eso tuve, búsqueda permanente. Un día dije basta de buscar, buscar es como quien cree no haber encontrado, es como seguir queriendo algo, es síntoma de carencia y nuevamente me di cuenta de la contradicción.

Pero seguía pensando que seguramente algo no estaba viendo en su justa medida, a algo no le estaba prestando atención porque me parecían aburridos los métodos y prolongados en el tiempo y lo que tanto deseaba quedaba en la nebulosa de mi comprensión. Algo no estaba bien. Algo en mi había que cambiar.

Hoy veo que todo lo aprendido rinde frutos en la medida que los riego y los cuido diariamente. Cuando decidimos ser este camino, nos comprometemos sin darnos cuenta con todo lo que viene acompañado, esto es: forma de vivir, pensamientos, conducta hacia nosotros y la sociedad, nos damos cuenta de nuestra responsabilidad para con todo el mundo, nuestra visión enseña permanentemente a quienes nos acompañan seamos conscientes o no de ello, dejamos las trivialidades para ser divertidos de verdad, disfrutamos ser co-creadores, podemos dirigir nuestros pensamientos hacia las más elevadas vibraciones que creemos posibles, nuestros hábitos dejan de serlo para transformarse en conductas conscientes y positivas, nos parece raro lo que antes nos parecía normal para la sociedad y sus criterios de competencia en el desarrollo de la persona, de pronto nos encontramos en la soledad de la unicidad que no es sentirse solo sino todo lo contrario, nuestras percepciones cambian y ya no solo tienen actividad los sentidos físicos sino que entran en el juego aquellos que no son físicos, estos se equilibran con los sentidos físicos dando una perspectiva extendida del mundo, el panorama general cambia, la música se escucha de otra manera, la alegría y la diversión son parte del sistema, la risa y el sentimiento de bienestar es abarcativo, la soledad a veces se hace necesaria pero la relación con todos es necesaria siempre, el tiempo y la distancia dejan de tener sentido estricto y pasan a ser elementos necesario del juego como para dar escalas entendibles y nada más, no para darles mayor importancia, el estudio y el trabajo pierden la importancia social para transformarse en un hobby más que una obligación, los deseos se convierten en hechos perceptibles para ser disfrutados pero nunca como poseedores permanentes sino como cuidadores de una parte de nuestro tesoro absoluto.

Lo que nos disgusta es aceptado y automáticamente liberado, nada se reprime, no reaccionamos porque si, somos cuidadores de nosotros mismos y vigilamos nuestros pensamientos y actitudes. Confiamos en el amor no como leyenda sino como estado y si no nos gusta algo no falsificamos sentimientos pero se transforman en muy poco tiempo en algo glorioso, los enojos los tomamos y aceptamos para ser liberados, no es verdad que no me enojo, la diferencia es que me doy cuenta. No cambia lo que hacemos así porque si, lo que si sucede es que la idea de lo que antes nos gustaba como por ejemplo un pasatiempo ahora nos produce descanso verdadero, sin perder jamás de vista nuestra visión del ahora que estamos viviendo ni de lo que somos al haber regado tanto el jardín.

Puedo asegurar que al decidir llevar a cabo esta vida, se transforman las ideas casi por completo aunque sin dejarnos de gustar nada de lo que nos gustaba pero con una visión tan distinta que solo es experimentable por la persona que la realiza. Por eso es que los invito a que lo hagan, imaginen un mundo de paz y armonía, piensen en ustedes en ese mundo y disfrútenlo al máximo.  Pero no lo dejemos en el escrito y nada más, hagámoslo de una vez así podemos ver que cambios se producen y lo podemos compartir porque lo que se comparte se multiplica. Si yo cambié es porque una serie de acontecimientos pensados por mí también desencadenaron en otros su actividad para que el cambio se produjera, lo que damos vuelve multiplicado porque todos es más que uno y yo a todos los veo como son.

Gracias

Juntos con Amor Divino

[email protected]

Victor

  • Wmarilaot

    Simplemente genial
    wilma

  • María Angélica

    Gracias por tus reflexiones., porque abren mi cabeza.

Google+