Google PlusFacebookTwitter

Bueno, y ahora que?

By on Dic 13, 2010 in ley de permitir | 0 comments

Share On GoogleShare On FacebookShare On Twitter

Hola de nuevo, asi es escribo 2 veces en un dia.

Veras, en estas epocas mucha gente se deprime y se pone mal, siente “soledad” o desamor (falta de amor).
Esto esta mal.
El amor siempre esta, y tenemos que aprender a querernos, a estar solos, a confiar en Dios, en los angeles, en los guias, en todo el sequito que cada uno de nosotros tiene (acaso crees que estas solo en cualquier momento?)

Todo aqui estamos para una razon, segun yo es el amor, pero no para recibirlo de otros, si no para darlo.
Puedo decir que con lo que he vivido en el ultimo año y medio me ha costado mucho trabajo sentir amor hacia la humanidad… pero como habras notado, aunque me tarde mucho, nunca dejo de escribir.

Por que escribo?
Para ayudar, para servir, me queda muy claro que mi papel aqui es de servicio hacia los demas, y no tengo duda que esto es un camino de “bien” para todos.
Si tu te sientes solo, que mejor manera de sentirse acompañado que ser de servicio hacia los demas, no dudo que exista alguna manera de poder dar tu tiempo para poder ayudar a otros mas desafortunados que tu para que su vida sea llevadera aunque sea un dia mas en este planeta.

De que manera puedes ayudar a alguien hoy?
de que manera puedes ser de servicio?
CLARO QUE UNA SONRISA CUENTA!
Una bendicion!
Lo que sea.
El proposito que tenemos lo ponemos nosotros, nadie nos ha dicho que tenemos que hacer A o B en la vida, simplemente nosotros lo decidimos.

Y siguiendo las sabias palabras de una lectora “pienso que solo fué un paso y no creo que mi vida sea atraer ni dinero, ni amor, ni nada ahora veo que esas cosas vienen cuando uno está bien y deja de pensar en ellas”.

Es cuando dejas de pensar (quererlas, necesitarlas, buscarlas) que todas las cosas se te dan, y mas cuando aceptas sentirte bien.

En la paz, en la tranquilidad, en el amor desinterezado, en el servicio a los demas esta la respuesta a nuestras busquedas.
Y mas cuando ya no las buscamos

Juntos con Amor Divino
Nathan Romano

Google+