Google PlusFacebookTwitter

Hola a Todos con bendiciones

By on Nov 15, 2011 in ley de permitir | 4 comments

Hola a Todos Como habrán notado, hace algún tiempo que no escribo pero este hecho tuvo un fin muy específico. Quisiera comentarles que cuando estamos en pleno conocimiento de nuestro regreso a casa, suceden muchos acontecimientos que cada vez más nos anuncian quienes somos en realidad y que, nuestra vida se transforma en cuanto a lo que nosotros creemos que es cierto. Puedo asegurar que si cada uno toma de verdad, con deseo y sentimiento el surgir hacia la luz, nada ni nadie puede disponer lo contrario. No existe poder alguno que apague la luz en cada uno, a menos que así lo dispongamos y así y todo, solo será una ilusión tomada como verdadera porque la Verdad no elige a quien entregar sus dones, es como la fragancia de una hermosa flor que despliega su perfume a quien quiera percibirla, sin distinción alguna. En este caminar por uno mismo, me alegra poder decir algunas cosas que espero sean de utilidad para quien así lo disponga. Nosotros Somos; esto significa descubrir nuestra gran responsabilidad para con nosotros mismos y para con los demás. Si de una vez y por todas se pudiera entender el valor que tiene el pensamiento, el sentimiento y la conciencia, podríamos ver lo cerca que estamos dela Luz. Puedo asegurar que nada de lo que hacemos pasa desapercibido para la vida y el mundo entero, lo que creamos como mínimo según nuestra percepción, es enorme en realidad porque todo lo que hacemos es producto de nuestra potestad en este mundo. Cuando decimos que somos creadores, es absoluta realidad. Por este motivo, aseguro que solo hablar en lo Divino, solo escuchar lo Divino y solo ver lo Divino, es necesario para nuestra elevación por sobre los sentidos del cuerpo y dejar para siempre la infortunada creencia de que somos unos pobrecitos andando por este mundo. Ni somos pobrecitos, ni carentes, ni miserables, ni enfermos. Somos exactamente todo lo contrario. En este contexto, nuestras palabras, que provienen de un pensamiento que las genera, deben ser lo más cercano ala Divinidadposible. Con esto estoy diciendo que estemos en alerta permanente con nosotros mismos, no con los demás, que sepamos ver si estamos haciendo lo correcto y esto es muy fácil cuando nos acostumbramos a hacerlo. Llega un momento en que ya ni pensamos si está bien lo que hacemos porque cuanto más nos acercamos ala Verdad, más se despliega en nosotros sus cualidades. Si bien es cierto que cada uno debe tener su propia experiencia, aseguro que la pureza de pensamientos, la honestidad con uno mismo, la sensación de que la paz es posible, la realización de nuestros más caros anhelos, sentirse realmente parte de este Universo y saber que el Amor no es una palabra para ser dicha así porque si, sino que es una energía tremendamente poderosa que pone en acción todo lo que deseamos que sea, llena cualquier espacio que uno perciba como vacío. Si pudiera definitivamente a través de este espacio en el que nos comunicamos, decir mil y una ves que cualquier cosa que deseemos para bien, es cumplida si o si, y si ustedes pudieran ver lo real de lo que estoy diciendo, les aseguro que podríamos sentirnos tan bien como realmente es en Realidad. Sentirse bien implica mucho, creo que de ello no hay dudas; pero no tengo ninguna incertidumbre de que si somos capaces de realmente mantener concientemente el estado del que estoy hablando, tenemos el cielo junto a nosotros y para siempre. Cuando digo concientemente, estoy diciendo que tenemos la capacidad de estar siempre atentos a nuestro mundo y hacer de el, el lugar  adecuado para nuestra evolución. Sepamos discriminar lo que escuchamos, lo que decidimos hablar, lo que decidimos concientemente hacer. No aceptemos jamás algo menos que lo perfecto porque así nos fue dado. Jamás me cansaré de decir que dejemos de juzgar, criticar e inmiscuirnos en la vida de los demás, que con nosotros tenemos bastante para hacer. Nuevamente aseguro que la Verdad esta tan cerca que con solo desearla, se vuelca en nosotros con tanta intensidad que hay que acostumbrarse, hay que reacomodar nuestra vida para disfrutar, servir y Ser un vehículo entre lo Divino y lo Divino en cada uno de nosotros. Gracias a Todos Juntos con Amor Divino Victor      ...

Un poco más

By on Oct 22, 2011 in ley de permitir | 1 comment

Hola a Todos En este momento de escribir, estoy plenamente consciente de las capacidades que tenemos para decidir lo mejor para nuestras vidas. ¿Plenamente consciente? Nuestra relación con el mundo es nuestra visión consciente de lo que somos. Cuando digo consciente estoy diciendo concebir en realidad nuestra capacidad de hacer. Puede sonar raro, pero no es así y por esto es que digo: A medida que nuestra conciencia se asemeja cada vez más a la actividad expansiva del Universo, más abiertos a Ser estamos, cuanto más nos parecemos a la Divinidad, más Divinos Somos. Pero, ¿Cómo nos parecemos cada vez más a lo Divino? Actuando en la Divinidad, saber que cada acto nuestro es propio de lo Divino y que nada de lo que decidamos hacer para nuestro bien y el de los demás, puede algo o alguien decidir lo contrario. No estamos aquí para pedir como una limosna que algún designio externo nos lo conceda, estamos para recibir lo nuestro sin que ninguna circunstancia externa nos maneje. Cada día estamos haciendo uso de nuestra potestad sin darnos cuenta, ahora ya es hora de hacerlo concientemente para el buen uso y en paz. Nosotros, en nuestra actividad humana, estamos expandiéndonos si convocamos lo mejor, lo más elevado, la abundancia, la salud y no nos permitimos aceptar nada que no sea lo perfecto. Aceptar es mágico cuando nos damos cuenta de nuestra escencia, porque aceptar significa aceptarnos en nuestra condición de Divinos y todo lo Divino Es y por supuesto que aunque no nos demos cuenta de ello, lo Somos. Cuando hablamos de sanar, liberarnos y volver a casa, lo que estamos diciendo es que reconocemos en nosotros nuestro estado Verdadero y ese estado no admite más que lo puro e inmaculado pero que, en nuestro cuerpo humano plagado de condicionamientos aprendidos y aceptados, al estar empañado por la imagen que dan los sentidos, nuestra tarea es asemejarlo a lo que realmente somos, todo pureza y si eso pretendemos, eso tenemos. Jamás nos pongamos en actitud mendicante, porque eso no es pureza ni riqueza Divina, la súplica es hacia lo Divino que hay en cada uno de nosotros, verlo afuera es buscar una  separación que no existe. Nosotros nos debemos una gran demanda: Nada ni nadie puede cambiar lo que hemos decidido para nuestra vida porque nuestro poder Divino es tal que al hacerlo, ya está consumado para ser disfrutado. Asumir que no somos lo que verdaderamente Somos es auto-engañarse para seguir como estamos. Es pretender que un árbol sano no crezca, es asumir que el Universo no existe, es creer que solo somos humanos. En nuestra actividad humana, nos asemejamos tanto a lo Divino que pasa desapercibido si es que estamos muy cercanos al cuerpo, al intelecto y los sentidos. Yo propongo que esos mismos sentidos que a veces nos traen problemas, los domemos como se doma una fiera salvaje que no conoce otra cosa que su propia supervivencia y es capaz de alimentarse con lo que sea con tal de vivir; la diferencia que hago en esta propuesta es que dejemos de lado el látigo y la lucha para entablar una relación sana que permita que esa fiera se transforme en un aliado para así ser también con ella uno enla Divinidad. No dudemos un instante de quienes Somos y la vida deja de ser la aparente miseria y pobreza en la que tantos hermanos creen estar. No hay tal cosa aunque los sentidos, la fiera quiera seguir comiendo basura. La naturaleza humana trasciende cualquier estado que uno se proponga trascender porque es nuestra propia naturaleza, y es lo Divino actuando en nosotros siempre porque Somos lo Divino y, hasta que Todos no tengamos hecha esta propuesta en forma de orden y demanda, habrá hombres que siguen siendo fieras salvajes. ¿La libertad es poder elegir lo que pretendemos para nuestra vida? No. La libertad es saber que somos libres ya y por siempre y que nada ni nadie más que uno mismo elige darse cuenta ahora o más tarde. La Luz está prendida, podemos ver sombras aunque también la Realidad. Somos libres para elegir. Gracias a Todos Juntos con Amor Divino...

La verdad de verdad

By on Oct 16, 2011 in ley de permitir | 3 comments

Hola a Todos   La Verdades solo eso, la Verdad. Cuestionamos casi todo, pues en realidad la Verdad es incuestionable. A partir de esto, cualquier cosa que digamos o hagamos si no está teñida de valor por lo Divino, sencillamente es creación humana y como tal imperfecta por su propia naturaleza cuestionadora. ¿Quién cuestiona la alegría, la salud y la riqueza? Creemos cuando lo poseemos que nos lo merecemos y cuando no está presente nos enojamos porque no lo tenemos. Esta alegría que nos toca al tener lo bien deseado, es la prueba más tangible de que hemos nacido para la abundancia y la salud perfectas. Esto se ha dicho miles y miles de veces y habrá que seguir diciéndolo hasta que se haga carne en nosotros y entendamos Quienes Somos. ¿Cuestionar?, que sentido tiene si lo que cuestiono es lo que pongo en dudas y si no tengo dudas entonces no tengo nada que cuestionar. Esa energía empleada podríamos muy bien entregarla a nosotros y avanzar por sobre nosotros mismos y nuestras manías de culpar, juzgar, enojarnos y demás cuestiones propia de los sentidos humanos, que hasta que no aprendamos a trascenderlos, seguiremos así como estamos. Por esto y otras tantas cosas más es que Yo Digo: La Verdad incuestionada, por siempre presente y eterna que nos acompaña en todo momento, está esperando que la hagamos realidad en esta vida y que nosotros, los portadores de la Luz, la expandamos por doquier porque esa es nuestra función. Escucho y leo lo que se dice al respecto, “me cuesta traerlo a la manifestación diaria, es difícil hacerlo, mejor lo dejo para cuando esté preparado”, y otras tantas justificaciones. El momento es ahora, el tiempo es ahora, la eternidad es ahora, el amor es ahora. No dudemos un segundo de nuestro potencial, somos tanto que cuesta creerlo para nuestro condicionamiento familiar, social y educativo. Esa ya es historia vieja y el pasado de una memoria que pretende seguir actuando sacándonos de nuestro verdadero objetivo que es la Liberación y la Verdad. Tenemos al alcance de la mano la liberación, empecemos por sabernos hijos de un Padre sin condiciones de ningún tipo y nosotros al ser su imagen y semejanza ya no podemos seguir actuando como si no lo fuéramos. A esta altura de los acontecimientos y en todo lo que ya hemos visto en nuestras charlas, lo mínimo es sabernos La Divinidad en acción y como así es, debemos actuar en consecuencia porque hemos crecido, ya no somos los niñitos desamparados que no sabemos que hacer, eso es mentira y la mentira no forma parte de la Verdad y para asegurarnos de esto, nuestra vida es el ejemplo más puro de las manifestaciones que podamos tener. La pobreza, la miseria, la enfermedad y la ignorancia existen ya no en la medida en que creamos en ellas, existen porque eso manifestamos cuando no nos sabemos Lo Divino en Acción y al Ser Divinos por naturaleza, solo hay lo máximo de todo porque esa es la verdad. He aprendido a no aceptar nada que no sea perfecto, he aprendido a tener autoridad sin violencia, he aprendido a que mis buenos deseos sean compartidos, he aprendido a dar y he aprendido que todo aquello a lo que le doy sentimiento se vuelve tangible a mis sentidos y para ser disfrutado tanto como el Amor, porque cuando sentimos Amor, se disfruta. He aprendido que puedo bendecir y que puedo iluminar al mundo. He aprendido a orar, a pedir, a demandar sin culpas. He aprendido a decir que lo mío es mío siempre y cuando lo mío es visto desde la entrega y el otorgamiento de lo Divino. Hemos visto juntos que la Verdad se manifiesta aún siendo inconcientes de ello porque la expansión no pide permiso para Ser y he visto que cuando se manifiesta en Todos aquello que tanto se busca, algo tengo de participación. He aprendido que cuando sano nadie enferma. He aprendido que la riqueza no es para ser buscada sino para ser disfrutada a la sola demanda de ella en este momento, ahora y ya. He aprendido a Amar cada vez más. Gracias a Todos Juntos con Amor Divino Victor...

Google+