Google PlusFacebookTwitter

Constancia

By on Feb 11, 2012 in ley de permitir | 2 comments

Hola a Todos Como podrán observar, pasa algún tiempo entre escrito y escrito. Esto se debe principalmente a que solo escribo cuando “siento” que puedo escribir y que lo que comunico y comparto esta directamente relacionado con el pedido y deseo de hacerlo en función de todos. En este caso, el tema que deseo compartir es el que definitivamente he comprobado y hecho realidad y es el de la constancia en lo que decidimos hacer. No basta con decidir tomar una conducta porque la hemos escuchado o leído y ahí queda. Si no ponemos en práctica lo aprendido, queda ahí y se terminó. La constancia se relaciona con la voluntad y la voluntad crece con la determinación de hacer lo decidido. Debemos saber primero que aquello que hemos tomado como cierto en nuestros pensamientos, se torna real en el mundo físico, por lo tanto la voluntad debe estar dirigida en primer lugar hacia nosotros y específicamente para con nuestros pensamientos. Dirijo mis pensamientos y tengo constancia en ello hasta darme cuenta de su realidad, sin importar los acontecimientos que suceden a mí alrededor. Cuanto más hago esta actividad, más fácil puedo dirigir mis pensamientos. Los pensamientos luego se traducen en hechos que vemos en nuestra vida y la comunicación que hacemos de ellos se traduce en las palabras que usamos a diario y aquí nuevamente aparecen la constancia y la voluntad. De mi boca salen palabras dirigidas, que con constancia y osadía solo reproducen mi deseo de conexión con lo Divino entonces lo que digo solo es bueno y lo que escucho, también. La discordia desaparece junto a la inarmonía porque cuanto más practicamos esta actividad, más se rodea nuestro mundo Luz. Solo vive en la Luz lo que es similar, sucede lo mismo en los estados más bajos; si no somos capaces de dirigir nuestras actividades y pensamientos elevándolos día a día, entonces aumentemos nuestra constancia y con voluntad y a propósito solo miremos lo bueno y positivo, que en poco tiempo se hace carne y ya no nos distraeremos con las cuestiones de la aparente realidad. Cuando digo que hablemos solo lo bueno, sucede algo muy interesante al poco tiempo, de pronto comenzamos a relativizar los acontecimientos. Lo que antes nos parecía algo tremendo, luego nos parece casi irrelevante y comienza a ocupar su lugar la Divinidad en pleno y esta misma situación lleva a la manifestación de los pensamientos que de lo Divino provienen y entonces comenzamos a observar algo distinto, pleno, diría maravilloso. ¿De que sirve leer esto y no ponerlo en práctica? No basta creer que esto es real, eso es dejarse llevar de las narices y no tiene mucho valor; en cambio si se pone en acción con constancia y con dirección de los pensamientos dejando que nuestra propia Divinidad se manifieste, la vida toma el color que le corresponde. Hagamos caso a esa parte nuestra que nos dice que esto es Verdad, pero hagamos, de lo contrario seremos buenos lectores y nada más. Llega un momento en nuestro andar que si no hacemos definitivamente lo aprendido en esta y otras tantas vidas, se cierran las puertas hasta que la persona decida hacerlo. Existen leyes Universales que todos las aprendemos en algún momento y estas mismas Leyes son las que estamos poniendo en práctica en este instante. De ninguna manera estoy diciendo que alguien se queda afuera dela Luz, en realidad todos estamos dentro, lo que quiero aclarar es que estamos en tiempos de acción y no solo de lectura. La determinación, como en todo lo que nos acontece es nuestra. La Sabiduría es infinita y Todos somos Sabios porque estamos hechos a su semejanza, debemos darnos cuenta de ello “ahora”, el después es una forma de decidir que el ahora no existe. Hermanos míos, insto a que decidamos que nuestra atención se fije en lo Divino, que tengamos voluntad para hacerlo y que compartamos las experiencias que nos van sucediendo. Es muy importante y no me canso de decirlo, aprovechemos esta dirección consciente de nuestros pensamientos y acciones para dedicarnos lo más que podamos a la constancia y voluntad para dejar el chisme, la crítica, el juzgar y otras tantas golosinas de la ilusión. Gracias a Todos Juntos con Amor Divino Victor...

Muy necesario

By on Ene 30, 2012 in ley de permitir | 1 comment

Hola a Todos Es necesario que hoy escriba sobre esto que voy a compartir. Cada situación que se nos presente en la vida que llamamos cotidiana o real, está impregnada de dos alternativas al mismo tiempo. Por un lado las Enseñanzas que recibimos para nuestra ascensión y al mismo tiempo el rechazo que se produce al recibirlas producto del esfuerzo del intelecto en justificar su propia vida. Digamos que es muy común encontrar las palabras que nos brinda un Maestro y al otro día alguna crítica que se hace al mismo Maestro. Esto equivale o es lo mismo que esforzarse por lograr algo siguiendo alguna de las indicaciones dadas por los que ya transitaron este camino y que no se obtenga el resultado esperado. Cualquiera de estas condiciones son equivalentes, y no contradictorias porque el rechazo de alguna idea recibe la misma energía que su aceptación al prestarles la debida atención. Nuestro papel en esto es estar plenamente concientes de lo que estamos incorporando a nuestras vidas. Esto significa que cuando estamos realmente unidos a nuestra Divinidad, cualquier rechazo, crítica o juicio que se haga no tiene valor para nosotros porque sencillamente eso es lo que no hay que hacer. Cuando entramos en dudas sobre nuestros aprendizajes o si somos o no capaces de recibir tal o cual idea constructiva que podría elevarnos por sobre nuestras experiencias externas, es una clara señal de que es hora de afianzarnos más y más en respondernos quienes somos en realidad. Ideas hay muchas, pensamientos también, formulas mágicas por doquier. Divinidad una sola. Una vez que estamos afianzados en nuestra Verdadera condición de Ser, las dudas no existen porque ante cualquier crítica, juicio o condena, surge inmediatamente la Magna expresión de nuestro Verdadero Ser que todo lo sabe, todo lo ve, es todo poder y entonces la duda, que se relaciona con el miedo, se transforma inmediatamente en sabiduría, conocimiento que viene directamente de nuestro Interior Santo.Cuando alguien nos está criticando hasta hacernos enojar, este mismo poder en Mí, transmuta el enojo en Energía positiva, recalificándola porque la energía es la misma solo que uno mismo es quien la califica. La falta de enojo no significa actitud pasiva, todo lo contrario, es actitud consciente dirigida, es actividad plena de lo Supremo en nosotros de tal manera que la transmutación o recalificación de cualquier energía mal dirigida desde o hacia nosotros, solo tiene el camino de la perfecta Paz. Una actitud es pasiva cuando ante cualquier idea que nos digan la aceptemos y nada más. Pongamos a prueba lo aprendido porque eso significa dirección conciente. Cuanto más  concientes hagamos nuestros días, más cerca de la Perfecta conciencia estaremos, cuanto más concientes estemos de que nuestros deseos deben hacerse realidad sin mendigarlos, más certeros seremos en nuestras decisiones. Cuando decimos algo de alguien o de nosotros mismos, procuremos que sea nada más que comentarios constructivos, y entonces surge la pregunta ¿pero si alguien no nos gusta o no queremos que algo suceda, como hacemos? Yo solo me expreso en forma constructiva y si aparece algo que me disgusta, demando inmediatamente la acción dela Divinidad que hay en Mí y que se haga cargo de la situación. A mayor conexión con nuestro Divino Ser, mayor es la percepción que tenemos de la respuesta hasta que llega el momento en que cada acto, cada pensamiento, cada acción es realizada por nuestra Propia Divinidad en función de nuestra actitud conciente. Esto es sanar, es limpiar, es quedarnos cada vez más en la plenitud de lo Supremo hasta que nos abarque tanto que ese sea nuestro mundo. ¿A alguien le parece que no es así? Póngalo a prueba, tengan dirección consciente. Gracias a Todos Juntos con Amor Divino Victor...

Conciencia y voluntad

By on Ene 15, 2012 in ley de permitir | 2 comments

Hola a Todos Yo Bendigo a cada uno y aseguro que en la medida en que se tome conciencia a la pregunta de quienes Somos en Realidad, el mundo por si mismo aparecerá como un jardín de flores con los mejores perfumes jamás percibidos. Depende exclusivamente de cada uno y de como dirija concientemente su atención para que la Verdad se manifieste definitivamente. Así como a quienes han nacido en esta vida de los mismos padres físicos los llamamos hermanos, en verdad es hora de llamarnos Hermanos de Verdad por ser Hijos del mismo Padre. Ante esta actitud consciente de Hermandad, y tal como es, fue y será por siempre, la herencia es para todos los Hermanos por igual, depende de la aceptación de cada uno de como pretenden recibir esta Herencia. Es mi potestad el deseo de recibirla o no, es nuestra conciencia la que, en cada uno de nosotros y con nuestro pleno consentimiento va a permitir la Riqueza infinita de lo Divino. A mis hermanos en esta vida los llamo por su nombre y la cercanía de parentesco me lleva a la confianza que el mismo parentesco permite. A mis Amados en esta vida que consciente y voluntariamente he tomado por reconocimiento de Quien Soy, los llamo Hermanos porque también está presente el reconocimiento del Padre. Hablo tanto de “concientemente y voluntariamente” porque es la forma que he aprendido a dirigir mi atención a los eventos del mundo y cambiarlos por ser mi potestad hacerlo. Cuando dirijo mi atención a algo, se pone en juego la imaginación. Si miro una flor, puedo seguir mirándola aunque ya no esté junto a ella, el recuerdo de su perfume me permite comentar su fragancia a otros aunque no esté junto a ella. Otros que también la han olido podrán comentar su parecer al respecto y así con tantos aspectos de nuestra vida. Cuando dirijo mi atención a lo Divino, es la misma Divinidad que entra en mí para que Yo pueda percibirla, este acto voluntario y conciente es el del que hablo, esta actividad siempre está presente y no puede dejar de estarlo; Yo Soy quien abre la puerta que no puede volver a cerrarse porque Soy Yo quien la creo. Allí en donde ponga mi atención, eso se manifestará; en lo que medite eso mismo voy a lograr. Tenemos el poder de dirigir nuestra atención y aunque las cuestiones externas nos quieran obligar a mirar hacia otro lado, si voluntariamente y con plena conciencia de lo que hacemos, no le damos la importancia necesaria, desaparecerá y si somos constantes en esta actividad, desaparece para siempre. En realidad podemos tener mil metas en un día, pero si la meta es Nuestra propia Ascensión, todas las demás serán cumplidas. Gracias a Todos Juntos con Amor Divino Victor...

Google+