Google PlusFacebookTwitter

Instreblo

By on May 12, 2011 in ley de permitir | 0 comments

Hola a Todos Tener conciencia. Hemos escuchado esto tantas veces. Somos conciencia, nunca dejamos de serlo, la conciencia lo es todo. Cuando decimos que hay inconsciencia, según una de las definiciones del Diccionario de la Real Academia española, estamos diciendo “Estado de la persona que ha perdido el conocimiento”; en el caso de la definición de conciencia, la misma fuente dice “Conocimiento que el ser humano posee sobre si mismo, sobre su existencia y su relación con el mundo”. Si tomamos como verdaderas estas definiciones, son más que claras respecto del sentido que podemos darle. Nosotros podemos verlas de esta manera y al mismo tiempo observarlas según otro ángulo. Miren esto, me sería muy difícil escribir todas las palabras que existen en español, pero las palabras existen independientemente de si las utilizamos o no y solo tienen existencia cuando las usamos referidas a una idea, solo existen si nosotros las traemos al presente. Las palabras son una manifestación de nuestro pensamiento y en este momento que estoy escribiendo tienen existencia para mí, estas mismas palabras la puedo usar mil veces al día pero solo cuando las estoy usando, cuando las ubico en el presente existen, es más yo diría que todas las palabras que podríamos usar ya están creadas y lo único que puedo hacer es recordarlas y acomodarlas para darles alguna coherencia para ser entendidas. Pienso en una idea, recuerdo las palabras que la expresan y la hago entendible, es decir la traigo al presente para que tenga sentido, he creado, estoy manifestando sobre lo que existe y si quiero inventar la palabra “instreblo”, lo hago, nada lo impide, solo falta decirles que significa y ya está. Nuestras creaciones podrían ser de este tipo, tomamos lo que existe y lo armamos según nuestra conciencia de lo que queremos manifestar. Ahora bien, si digo que deseo manifestar un instreblo, pero no tengo muy claro ni yo mismo lo que quiero decir, ¿Qué voy a manifestar? Si ni siquiera se lo que es. Traigo al presente esta palabra para manifestar que se yo que cosa y seguramente luego de no lograr nada, protestaría por el resultado, nada. ¿Esto impide crear palabras?, No. Crear puedo hacerlo cuando quiera. Lean por favor con atención esta frase: “yol ha ntrecoez palan.” Para mi está muy claro, clarísimo. No dice nada que yo pueda entender más que las letras que la forman. Traje al presente una frase creada que no dice nada, pero, pude estar en el presente con algo nuevo, que aunque no le veo ningún sentido ni entiendo nada de lo que dice, soy capaz de reformar porque mi capacidad de creación no tiene límites dentro de mi conciencia, entonces reacomodo con certeza lo que para mi mundo es real y entonces creo de nuevo y digo “Hoy encontré la Paz”. Tengo la capacidad de crear con lo que ya existe porque todas las letras están creadas, lo previo fue pensar e imaginar y la manifestación de mi deseo se cumplió, sin esfuerzo. Una idea, un objetivo claro es al primer paso. Si mi estado de conciencia, que no es lo mismo que “la conciencia”, me permite solo desear estar aquí y ahora escribiendo, no voy a estar en otro lugar haciendo otra cosa, la realidad de la conciencia hace que escriba y esto es lo que veo y nada más. Pero la sorpresa es que se puede trascender este estado y al mismo tiempo que estar escribiendo, puedo pasar a otro estado en el que puedo verme haciendo otra cosa también en el presente pero más abarcativa. Una letra por si misma no dice mucho, varias al mismo tiempo dan una palabra, la letra es trascendida y la palabra es abarcativa respecto de la letra, hay expansión en la idea y me unifico con un Universo expansivo, creciente y sin límites, solo bastó que lo reconozca para que exista, bastó que lo mire, que le preste atención. Si lo que digo, lo puedo expresar de manera clara, es porque se de lo que estoy hablando, cuando escribo ambigüedades y las ideas no son más que palabras unidas sin contenido, lo que expreso es nada y de la nada manifiesto nada. Entonces: Deberíamos usar las palabras apropiadas para expresar claramente nuestros objetivos, de lo contrario, no podríamos ni imaginar lo que deseamos. Imaginar es crear y como creación no debería ser ambigua ni contradictoria, esto se opone a la expansión porque crea fuerzas en sentido contrario a las propuestas dejándonos parados en el mismo lugar. Deberíamos saber que lo que proponemos para nuestra vida ya está creado, solo hay que reacomodar para darle sentido y la manifestación de lo deseado comienza a verse por el solo hecho de entenderla, no importa lo que sea ni vale la pena saber el porque, es una perdida de tiempo conocer el motivo que la palabra motivo tenga primero una m, luego una o, y así hasta el final, para decirla. Es una idea, un pensamiento plasmado en la realidad por si mismo. Yo le di existencia. Nuestro mundo y todo lo que acontece en el tiene existencia si nosotros se la damos. En Mi Universo es la concreción a la realidad de una idea que no se como expresarla y entenderla de otra manera y por eso se manifiesta, aprendo a imaginar de otra forma dando sentido al ahora como un hecho que, aunque no lo...

Algunas conductas

By on May 8, 2011 in ley de permitir | 0 comments

Hola a Todos ¿Como están? Hablemos un poquito más de nuestra conducta si es que queremos la manifestación de nuestras más altas aspiraciones. No cabe la menor de las dudas que aspirar a lo más alto conlleva algunas conductas que si bien no nos obligamos a tenerlas porque llegan sin que las convoquemos por ser la manifestación directa de este estado, hay algunas cuestiones que son ejercidas por la voluntad, por lo menos en un principio. Me refiero a nuestro diario accionar para con nosotros y para con los demás. Es sabido que un aspirante debería llevar una conducta acorde a lo que aspira, pero cuidado, no estoy diciendo que llevemos una vida monástica ni nada por el estilo. Hay una serie de detalles a tener en cuenta y a eso me refiero. No es del todo saludable estar “enganchado” con crónicas que pueden traernos malos momentos por el solo hecho de escucharlas o leerlas, si oímos noticias de los noticieros no cabe la menor duda que el 90 % son  de mala frecuencia y los desastres, guerras y demás pestes, pueden definir como es nuestro día; entonces podemos recomendar abstenerse de hacerlo por el momento; esto no significa dejar de saber lo que sucede en el mundo, pero también cabe preguntarse ¿en el mundo de quien suceden esas noticias? Hay muchos programas en la televisión que están decididamente para el chisme y la crítica, que aunque nos lleven a la risa en algunos momentos, su escala de intensiones está muy por debajo de lo que un aspirante debería tomar como cierto. Nuestros diálogos si no están dentro de ciertos rangos, producen una cascada de pensamientos desordenados y confusos que pronto nos conducen al olvido de nuestra meta, vale decir que es mejor en un principio manejarse voluntariamente dentro de algunos valores y utilizar palabras que no conlleven agresión de ningún tipo hacia nadie y eso nos incluye. Mantenerse al margen de discusiones, nos produce un sostén mucho más prolongado del recuerdo de nuestra meta. Suele suceder que durante nuestra jornada, la interacción con los demás influye de sobremanera en nosotros, es recomendable ser buen escucha pero es mejor mantenernos al margen de cualquier conflicto y para ello, basta estar en el escenario pero no ser actor. Es muy común que la gente sean estos nuestros hijos, padres, pareja, compañeros de trabajo y demás, nos cuenten sus vivencias para asegurarse la aprobación de sus actos, en función de que aún no estamos preparados para la respuesta adecuada porque nuestra mente está también dividida y fraccionada, es sano recordar nuestro objetivo y la respuesta si es que la hay, es la mejor. En general, la vida de un aspirante se llena de todo tipo de pensamientos y sentimientos que muchas veces son contradictorios con la vida que está acostumbrado a llevar. No hace falta el esfuerzo para tratar de cambiar algún pensamiento que consideramos malo, eso solo lo fija más aún, basta con recordar nuestra meta y sin importar como, el Universo se encarga. Estar en compañía de quienes nos provocan bienestar es otro punto importante. La interacción con personas adecuadas al aspirante, conduce irremediablemente a un estado de descanso mental que favorece la calma y la quietud necesarias de tal manera que el recuerdo de nuestro objetivo deja de ser un pensamiento forzado. Si observan bien, le estamos dando importancia al recuerdo, recordar nuestra meta. Este tipo de pensamientos traen consigo la reubicación casi inmediata de nuestra mente en el objetivo que no es el de la manifestación de alguna cuestión puramente material sino la consideración mayor de una visión Total. Si tenemos constancia en estos recordatorios, nos preparamos permanentemente a estar atentos y siempre y en cada instante que lo hacemos, volvemos a realinearnos con lo Supremo. Verán que es una cuestión de voluntad al principio, después de un tiempo ya no hace falta, uno mismo Es lo que quiere recordar y ya no se actúa. Imaginar lo que mejor nos hace felices es un paso importante; nos reajusta a nuestro estado de Ser y nos trae el recuerdo de lo que Es Verdad. Ser fieles a nuestras ideas, valientes en nuestras decisiones y atrevidos al imaginar-recordar nos permite alcanzar la Paz. En un próximo encuentro podemos hablar de lo que nos sucede a nivel físico, pues tanto cambia nuestra percepción, que nuestro cuerpo no queda de lado.   Gracias a Todos Juntos con Amor Divino [email protected] Victor...

Algunas decisiones

By on May 4, 2011 in ley de permitir | 4 comments

Hola a Todos Lo único que hay en el mundo es lo que veo en mi conciencia. Pensemos esto: Desde siempre hemos sido co-creadores, somos responsables de las circunstancias que nos rodean y no es a la inversa. ¿Que método hemos empleado para crear todo lo que hemos creado? Lo estamos haciendo siempre, pensemos como lo creamos. Eso que todos los días logramos es creación y lo concebimos en todo momento. ¿Cómo lo hacemos? Propongo hacernos esta imagen: nos levantamos de dormir, vamos al baño, realizamos lo que siempre hacemos al despertarnos, salimos de casa y vamos a trabajar o estudiar o ambas cosas o ninguna de ellas, pero algo siempre hacemos. Hablamos con la gente, saludamos, tenemos actividades diarias, algunas rutinarias y otra no tanto, estamos con nuestras familias o no, depende; vemos la tele, escuchamos radio, nos sentamos, nos paramos, viajamos en auto, moto, autobús, tren o caminamos, compramos, comemos, escuchamos música, lloramos, reímos, vemos el sol o las nubes, la noche y el día y la lista podría ser interminable. Pregunto ¿Cómo es que hacemos todo esto todos los días de nuestra vida?  Parece una pregunta tonta, pero no lo es. Es tan importante que toda la creación está en juego. Toda nuestra existencia está en juego entendiendo esto que parece tan trivial. Estamos haciendo nuestra vida todo el tiempo, ¿Cómo es que lo estamos haciendo? ¿Cómo es que lo estamos haciendo? ¿Cómo es que lo estamos haciendo? ¿Como imaginan que lo estamos haciendo? ¿Que precede a cada acción de nuestra vida? ¿Como imaginan que lo estamos haciendo? En cada instante de cada instante hay algo que sucede en nosotros que decide que la circunstancia sea así. Pensemos y preguntemos, si todos los días de mi vida hago lo que hago sin pensar en ningún método, ¿Qué es lo que podría suceder si decido cambiar una rutina y lograr algo distinto?, digamos que si en lugar de viajar en auto, decido viajar en tren, ¿Que paso? ¿Que fue lo que sucedió? Otro ejemplo: si en lugar de mirar la tele, decido escuchar música en la radio ¿Qué fue lo que hice para lograr esto? Podríamos escribir tantos ejemplos de decisiones tomadas que la lista se haría interminable. Esto lo hacemos a diario. Decidimos en todo momento, entonces ¿porque dudar de nuestra capacidad de decisión y acción? ¿Las decisiones tomadas están adecuadas a las circunstancias? ¿Verdad? Pues NO. Así como decido viajar en tren en lugar del auto, decido para todo lo que sucede en mi vida, en el mundo, en el Universo; la diferencia radica en el grado que le damos a las decisiones, algunas parecen importantes y otras no tanto, ese es el error, creer que no podemos decidir sobre cuestiones distintas a las que estamos acostumbrados como por ejemplo ser saludables o abundantes. Vivimos decidiendo lo que hacer y no queremos ver como lo hacemos. Que contradicción. Vuelvo a preguntar ¿Cómo lo hacemos? ¿Tenemos el valor de respondernos? Deberíamos ser atrevidos en las respuestas y animarnos a escucharnos, tal vez la respuesta venga de adentro nuestro, desde un lugar donde las preguntas están todas respondidas y la plenitud es un hecho, donde las decisiones no hacen falta porque está todo resuelto en la inmensidad del Amor y en donde la Paz y la Inmutabilidad no es una meta. Entendamos bien esto. Estoy escribiendo en la madrugada del martes escuchando una hermosa música sintiendo una plenitud indescriptible con Todos, el sentimiento de Amor hacia el mundo me abarca y lo abarco, imagino estar hablando con Todos y para mi es un hecho, no caben dudas, soy descarado en imaginar y aprendí a dejar la mezquindad por la abundancia. Si Yo los veo así ¿Cómo pueden creer lo contrario? Si Yo los veo plenos y abundantes ¿Cómo pueden pensar que no es así? Ser valiente y atrevido es la gloria misma porque a partir de aquí deviene la felicidad y por eso los imagino en Paz. No es de otra manera. ¿Qué decidieron Ustedes? Gracias a Todos Juntos con Amor Divino [email protected] Victor...

Google+