Google PlusFacebookTwitter

Ser precisos

By on Jul 2, 2011 in ley de permitir | 1 comment

Hola a Todos Quisiera comenzar este escrito diciendo que no deberíamos confundir arena con harina. En cada una de las manifestaciones que podemos llegar a tener cada uno de nosotros, lo que se pone en juego no es seguir la guía específica de mis experiencias como si fueran leyes a cumplir. Es mi experiencia, lo que comento es lo que está ocurriendo en mi vida en este mundo en este momento. Sería muy penoso que alguien creyera que lo que ofrezco es una ayuda al estilo gurú y que siguiendo mis pasos lograran su liberación. Lo que hago es un servicio que limpia mi basura y restaura mi vuelta a casa. Solo lo Divino sana, enseña y libera. Solo nuestra conexión con lo Divino es lo importante, porque lo demás es nada. Esto no significa que no debemos actuar en el mundo, lo que digo es que si creemos que alguien nos va a decir como lograr esta conexión, está errado. Cada uno de nosotros es Divino y así nos veo y así actúo, es la experiencia personal la que enriquece, la que nos lleva a la iluminación, nadie puede hacerlo por mí, solo Yo estoy en condiciones de aceptarlo o no y hasta eso es relativo. Mi mente colmada de pensamientos puede inducir a otros a hacer lo que yo hago. En realidad lo que comento en todos estos escritos es solo la experiencia de alguien que en Ustedes aparece para limpiarse y sanar. Son ustedes los que hacen que yo escriba, no es un mérito mío, es asunto de Todos y así fue aceptado. En nuestro constante ir y venir nos encontramos con todo tipo de personas, animales, plantas y objetos varios; he aprendido que todo esto también es importante y que muy pocas veces se toma en cuenta, parecería que lo único que vale son las personas, pues no, todo es absolutamente importante, entonces nuestra tarea no es solo creyendo que nos dirigimos a la gente y nada más. He comprobado que cuando nos acercamos inclusive a lo aparentemente inanimado, toman otra relevancia, el respeto por todo, inclusive por los artefactos domésticos, nuestra ropa, nuestros autos o motos, en fin, todo lo que nos rodea este vivo o no, responden de otra manera si los consideramos. La comida, los alimentos, el agua que bebemos, todo debería ser considerado para sanar porque esa energía también sana, cuando hablamos del mundo no nos referimos solo a los humanos, hablamos del mundo y el mundo es todo y todo debe ser tomado en cuenta. No es mi deseo inducir a nadie a hacer lo que digo, pero se que si nos encontramos en este camino así sea por Internet, es porque estamos en la misma frecuencia y tenemos intereses comunes, por lo tanto es esta comunión de intereses la que produce mi sanación y mi liberación. Por lo que yo escribo nadie se libera ni sana, yo sano. Y cada uno hace lo suyo y yo pido perdón por si alguien está atravesando un mal momento, solo le puedo decir que en realidad lo amo y que seguiré mi sanación hasta que mi basura deje de hacer las suyas en este mundo. Es una tarea de cada momento, de cada instante, hagamos lo que hagamos. Yo no libero, la Divinidad si Yo no enseño, solo lo Supremo lo hace Mi conciencia del mundo depende de mi conexión con lo Divino Cuanto más se expande mi conciencia, más veo un Universo expandido Todos estamos conectados de alguna manera y cuando digo todos incluye todo lo que percibimos, tenga vida o no para nosotros No soy un sanador, si alguien sana es porque yo sano No soy un Maestro, en todo caso si lo soy también soy alumno porque si alguien aprende yo aprendo La visión de Unidad es de por sí sanadora Nadie enferma en la visión de lo Uno Cuando digo que los veo plenos y en paz, no miento Somos nuestros más grandes Maestros, estando uno tan cerca de si mismo ¿Cómo no aprovecharlo? A Todos Amo, les pido perdón y les agradezco. Juntos con Amor Divino kravetzv@gmail.com Victor    ...

las metas

By on Jun 30, 2011 in ley de permitir | 0 comments

Hola a Todos ¿Tenemos una idea clara y precisa de lo que estamos buscando? Pregunto esto porque en realidad no deberíamos confundir nuestra real meta con metas menores que solo aumentan la falsa idea de que lo único que podemos tener es la felicidad del momento producto del deseo apegado al resultado. Dicho de otra manera, no deberíamos creer que solo estamos aquí para tener un auto nuevo o una mejor casa y que todo lo que estamos haciendo es para esto y nada más. Por supuesto que podemos tener lo que queramos, pero como producto de un avance en nuestra conciencia, una expansión que viene de la mano de la apertura espiritual a la que tanto nos referimos, porque sino podemos terminar creyendo que las manifestaciones de nuestra vida son de orden material cuando en realidad lo son desde lo espiritual, caso contrario caeríamos en una contradicción. Si nuestra conciencia se expande entonces nuestra visión del mundo se expande y así logramos nuestros objetivos. De ninguna manera esto es un juego de niños para manifestar lo que deseamos y punto. Eso se logra, pero no es  a lo que apunto. Buscar materializar lo que nos gusta en nuestra vida sin tener como meta mayor la mismísima Divinidad es tiempo perdido en cuanto a lo que la persona realmente Es. Creer que de lo que estamos hablando todo este tiempo es solo manifestar algo para vivir mejor y nada más es un error. La naturaleza del hombre es de por si lo Divino y por lo tanto sus manifestaciones están en concordancia con el estado de conciencia de la Divinidad que posea y cuanto más sanemos más cerca de ese estado estaremos, hasta un punto tal que cualquier manifestación será el reflejo de su propia conciencia expandida. Si veo lo bello y lo hermoso, si logro aún sin darme cuenta que las metas se materialicen mil veces mejor de lo que creía posible, si hago mis cuestiones diarias teniendo presente a lo Supremo en todo momento; no soy mejor persona, solo estoy entendiendo que Soy. Y si pretendo algo más, entonces que sea a mis Hermanos a quienes bendigo e invoco, porque solo no soy nadie ni existo porque creerme solo es el paradigma de la separación. Entonces ¿Qué estamos buscando? ¿Solamente un beneficio económico? ¿O una salud inmejorable? Claro que lograr esto es precioso, pero como un muestrario de nuestro estado de conciencia y no solo buscar por buscar. El Hombre sabe lo que quiere, el error está en no identificarse a si mismo en función de lo que logra para sanar. Un enfermo también es el paradigma de la separación porque en su enfermedad logra separarse del resto de la gente y verse distinto, y si yo lo veo, es que lo traje a mi realidad y es mi tarea sanar para que se sane. En un acto de valentía y arrojo, tomo la responsabilidad del caso y lo que hago es sanar porque es la única manera de ver sanos y si me toca ver muchos enfermos y en desgracia, nuevamente sano para sanar y así lo hago quitando el velo de la miseria que hay en mí y por lo tanto en los demás. Sanar es un acto de servicio supremo. Sanar es liberar y debemos empezar por nosotros para que otros estén libres. Jamás hacemos algo para nosotros solos, siempre están los otros en el juego y recíprocamente. La búsqueda de la mejoría personal entendida desde este punto de vista, es el logro de un estado de conciencia que permita esa mejoría como reflejo de un estado interior y no al revés. Estamos bien porque logramos sintonizarnos con lo Divino y esto es un estado de conciencia y a medida que nos expandimos, nuestra visión del mundo se expande en esa frecuencia y por eso frecuentamos lo correspondiente a ese estado. No vale la pena y es una pérdida de tiempo pretender una meta desde el intelecto y que quede ahí, si no logramos sintonizar con lo Divino ayudados por esta fabulosa herramienta que son los sentidos y el intelecto, que para eso están entre otras cosas; podríamos no lograr nada. Es prudente ordenar nuestras prioridades diariamente; en primer lugar nuestra limpieza, no podemos hacer nada bueno en la mugre ni la basura. Limpiemos desde que nos levantamos a la mañana pidiendo la conexión con lo Supremo para sanar los pensamientos que no nos hacen vernos a nosotros mismos como los seres divinos que realmente somos. La realización de este acto empieza con el intelecto voluntariamente y hasta ahí llega, lo demás es obra de la Divinidad que hay en nosotros que es la de todos. En este acto de libertad está lo profundo de la manifestación de nuestras vidas. Si queremos Amar, esta es una de sus más grandes manifestaciones.   Gracias a Todos Juntos con Amor Divino kravetzv@gmail.com Victor...

Nuestra vida

By on Jun 26, 2011 in ley de permitir | 1 comment

Hola a Todos Nuestra vida, poblada de imágenes y creencias de lo que somos, nos debe llevar al más elevado estado de conciencia que podamos, sin importar la opinión de nuestra capacidad para ello. Hagamos de nuestro mundo el mundo en el que es posible vivir y cuyo fin sea retornar a La Fuente de Divinidad de la que somos parte. Esto es posible si lo proponemos en el día a día, si en el mismo instante de pedir sanar nuestros pensamientos logramos aunar en una sola imagen al Universo entero; no importa como imaginamos este Universo, lo importante es lograr esa idea de unidad, de completud, de puro Amor. Nuestra capacidad es ilimitada y nuestro intelecto nos va a ayudar si así lo proponemos. Así como un padre justo otorga según su criterio de justicia, nosotros sabiéndonos a imagen del Padre, podemos hacer exactamente lo mismo. Esta justicia de la que hablo no es la del juzgamiento sino todo lo contrario, es la justicia del justo que no ve ni escucha más que a su Padre que es todo Justicia. Entonces ¿Por qué tanta auto-censura? Para hacer de Nosotros seres libres, la aceptación de nuestras ideas es fundamental. Si las imágenes que percibimos no son de nuestro agrado, aceptémoslas, amémoslas y liberémoslas que cuanto más lugar dejamos libre, más lo llenamos de Plenitud y Paz. No hay manera más hermosa de sentir Amor que el amor que sentimos al sanar, al liberar y al sentir como nos completa Lo Divino porque así vemos luego al mundo. Al aceptar nuestra responsabilidad para con el mundo, es la ocupación más elevada que podamos tener la de sanarnos, liberarnos y curarnos que así el Mundo entero se sana, se cura y se libera. Lo demás llega multiplicado. A medida que nuestra mente deje de estar fraccionada y dividida, el Universo se muestra en su totalidad y nuestra percepción se enfoca en la Unidad. A medida que sanamos, los fraccionamientos que creemos que son reales, van desapareciendo y la Verdad se asoma para que la comencemos a ver. Hay muchas maneras de lograr un estado tal que nos conceda la posibilidad de vernos un poco mejor. Este estado que nace en nosotros y se resuelve en nosotros, muchas veces se logra utilizando los mismos sentidos que pueden llevarnos al engaño, solo que ahora los usamos a nuestro favor. Solo escucho, veo y hablo lo que represente a la Divinidad. En los tres monos sabios uno tiene tapada la boca, el otro los oídos y el tercero los ojos. Solo hablo, escucho y veo lo Divino, que por ser así, es a Todos a quienes escucho, les hablo y los veo y esto me incluye. Me Amo con mis defectos porque eso es amar y no solo lo bueno de mí. No reprimo mis enojos, los libero y en cada liberación aparece uno nuevo también para ser liberado y así sano. Aparecen y aparecen y les otorgo el beneficio de la libertad. Es una labor diaria de la que hay que encargarse y a medida que lo hacemos somos más libres, concientes y sanos. En esta labor, nos purificamos de nuestra basura y liberamos al mundo de nuestra basura. Es posible. Solo basta con empezar alguna vez y los resultados unidos al desapego son maravillosos. Prestémonos atención que luego el juego se torna agradable, no sabemos que mecanismos son los que lo producen, porque eso es propio de lo Superior, pero nos beneficiamos muy pronto y la vida ya deja de ser solo la vida y pasa a ser La Vida que vale la pena vivir. No dejemos ni un minuto de vernos con el estado de conciencia que hemos logrado. Seamos capaces de asumir ese estado y limpiemos de impureza nuestra vida y al mundo. No deberíamos estar ajenos al mundo ya que somos responsables, entonces ¿Por qué no vivir de acuerdo a lo que sabemos que está bien y nos corresponde? Negar lo innegable es contradictorio y nos lleva a la confusión. Pensar el bien no es negar lo malo sino dejarlo ir. Actuar en consecuencia es sabiduría. Hacer y no pensar es la Gloria. No pensar significa aceptar nuestros pensamientos y elevarlos al Universo para que los sane entonces no somos nosotros quienes actuamos, sino la mismísima Divinidad de la que formamos parte. Esto no es un recurso para salir del paso y creernos libres, es el camino más audaz para entender nuestra liberación. Es Puro Amor. Gracias a Todos Juntos con Amor Divino kravetzv@gmail.com Victor    ...

Google+