Google PlusFacebookTwitter

Nuestras plabras

By on May 3, 2012 in ley de permitir | 0 comments

Hola a Todos Algunas palabras que usamos encierran mucha sabiduría para el que sabe leer y escuchar y luego, muy luego…. hablar. ¿Que palabra nos damos cuenta que usamos mucho? Algunas de las palabras que estamos empleando para nuestro uso significan mucho más de lo que nosotros estamos acostumbrados y su valor trasciende la idea que queremos imprimir en el mensaje. Ustedes habrán observado que los mensajes que escribo al blog están más  espaciados. Justamente el motivo es dejarme llevar por las palabras que de mi interior surjan como agua de manantial, así como todos experimentamos en nuestra vida lo vivido, a mí me toca lo mío y como ya expresé en otro momento, solo escribo haciendo caso a la Ley de hacerlo cuando mis palabras son más importantes que mi silencio y, como cada uno debe vivir su propia experiencia, de nada vale que digamos los pasos a seguir si el otro no está dispuesto ha hacerlo. He decidido que así como el libre albedrío es tan necesario para nuestro avance, también lo es para el deseo de comunicación entre el que escribe y el que lee. Nadie, absolutamente nadie puede decirle al otro lo que debe hacer, no podemos ni debemos influir de ninguna manera. La realidad es que cada individuo es partícipe, le guste o no de su propia experiencia y por más que se diga una y mil veces lo que a uno le dio resultado en su vida, el otro es quien enciende el motor de su propio móvil. Pero como sea sigamos con nuestro tema. Hablamos, hablamos y hablamos de cuanto nos costó esto o aquello, de cómo está la economía, de que al vecino le pasó determinada cosa, que al hermano del primo de la tía de fulano le dijeron que ….. Hablamos también de nuestras dolencias, miserias y pobreza, y si no son nuestras, entonces las hablamos de alguien que las tenga, casi esperando que así suceda porque si no las tiene no sabríamos de que hablar. Hablamos, hablamos y hablamos de lo que vimos en el noticiero, en el trabajo o en cualquier lugar que frecuentemos; casi esperando que suceda algo para poder hablar de ese algo. Hablamos tanto para asegurar que algún misterio aparezca en nuestras vidas y así darle un poco más de sentido al aburrimiento, salir de el, salir de los problemas aunque sea por un instante. Hablamos, hablamos y hablamos. El verbo, la palabra es el origen.  De nuestra boca puede salir la máxima sabiduría o el disparate mayor. ¿Por qué? Porque hablamos desde el intelecto, desde nuestra experiencia humana, desde la creencia de que estamos separados, desde la educación que recibimos, desde el lugar que aceptamos en la sociedad. Créanme que he comprobado que eso no es hablar. Solo podemos decir que estamos hablando en serio, cuando nuestro discurso está referido al Absoluto, ala Verdad, ala Divinidado a cuanto nombre quieran darle. El resto es discurso vacío porque el único contenido es el Amor Divino, lo demás es chisme. Me dijeron hace poco que esto podía parecer un poco exagerado, ¿Qué hacemos con nuestros diálogos familiares, con el de nuestros amigos, con nuestros colegas? Pues todo aquello que distraiga la atención hacia lo mundano no es más que la cáscara del fruto porque parecería interpretarse que no debemos vivir ni comunicarnos con los demás y no es así, es justamente lo contrario, pero… verdaderamente me comunico con alguien cuando lo hago desde mi Ser interno al Ser interno del otro. Esto si es hablar. Las palabras pueden expresar alegría, paz, riqueza o lo contrario. Esta posibilidad de cambio no es real. Lo Divino no cambia y si mis palabras un día expresan alegría y al otro tristeza, entonces hablo desde mi exterior, desde la visión que me dan los sentidos del mundo. Yo prefiero hablar desde lo que Yo se que Yo Soy. Ahí no puede haber confusión alguna, ni error ni cambio de personaje porque cuando así sucede, es Amor Divino que se despliega hacia Todos; entiendan las Leyes Universales o no. El Amor Divino es la palabra Real, es la cohesión perfecta. Por eso, cada vez que lo Supremo habla lo hace siempre desde un solo lugar  y es Juntos con Amor Divino. Gracias Victor...

Conciencia

By on Abr 10, 2012 in ley de permitir | 0 comments

Hola a Todos En este encuentro quisiera comentarles que: La vida tal como la vemos, es según nuestra expansión de conciencia; a mayor expansión, mayor comprensión de los hechos que nos suceden. Cuanto más practiquemos en la vida diaria lo enseñado, mayor será nuestro contento y felicidad porque ante tal situación, lo Divino se manifiesta pues lo estamos dejando hacer. Las palabras son como lápices imborrables que describen lo que somos. Solo hablemos como si fuéramos maestros pues ellos no critican ni enjuician ni condenan. Dejemos que el intelecto cumpla su función pero sabiendo que es solo un medio y no el fin. Aceptemos nuestra Divinidad porque de lo contrario solo seremos caminantes sin rumbo. No importa como o quienes fuimos antes, en esta u otra vida. Importa el ahora porque es el momento apropiado. Una cosa es saber y otra es Ser. El Ser tiene incorporada la Sabiduría. Ser, es solo una palabra más si no entendemos su significado y para entenderla hay que Ser y esto implica una nueva expansión de la conciencia que se desarrolla sola sin interferencia nuestra, basta con seguir, seguir y seguir el camino hacia la Luz. Todo, absolutamente todo lo que anhelamos se desarrolla por si mismo cuando entramos en contacto con nuestra Divinidad, estamos solamente dejando Ser quienes Somos. Cualquier inarmonía que encontramos en nuestra vida es producto de nuestra percepción y sabiendo que no es verdad, aceptarlo es reconocer que lo humano es verdadero y lo Divino, no. En el preciso momento que decidimos dirigirnos haciala Libertad, la esclavitud deja de existir porque para ser libre hace falta decisión. La Decisiónes fundamental, cada vez que decidamos algo, que sea solo la vuelta a casa, es lo único importante. Vuelta a casa es resurgir de entre la cenizas de esta visión humana de la vida en donde por aceptación, vemos miserias, enfermedades y pobreza. Ser rico significa mucho más que tener dinero, el dinero es solo una forma de comercio para adquirir y vender. La riqueza de la que hablo es Mayor y más poderosa, es eterna, no se vende ni se compra, no tiene contratos con nadie. Desde el preciso momento que decidimos Ser Luz, las finanzas dejan de tener poder y cambiamos nuestra visión de Dios. Un caminante hacia la luz no puede hacer lo suyo si está pensando más en las finanzas que en su verdadera labor en esta vida. Amar a todo y a todos es condición indispensable. El Amor es parte de nuestra conexión con lo Supremo. La práctica del amor es diaria y puede comenzar con observar como nos dirigimos al prójimo, como le hablamos, que esperamos de él. Pero mayor Amor aún se manifiesta hacia el mundo entero si reconocemos que el Amor hacia uno mismo es el salvador y esto también se manifiesta diariamente si dejamos de condenarnos. En cada vida que nos topemos a diario, si logramos ver la Divinidad en cada uno, seguramente estamos por el buen camino. Deseamos mucho y a veces deseamos erróneamente. El único deseo válido es el de ascensión y todos los demás deseos se satisfacen por si mismos. Sea lo que sea siempre que sea para el bien. Hacer el bien son muchas cosas, no es ser educado ni pensar en como dar para satisfacer una necesidad. Hacer el bien es empezar por darnos cuenta quienes somos y empezar a actuar en consecuencia; ahí si la humanidad recibe realmente. De esta manera el egoísmo deja de tener valor porque cuando damos lo hacemos sabiendo que es lo que hacemos, de lo contrario es cumplir con pautas sociales y nada más. Si digo Hermanos, es así como nos veo. Hermanos, somos bendecidos en cada momento si así nos damos cuenta. Gracias a Todos Juntos con Amor Divino Victor...

Mayor conciencia

By on Mar 21, 2012 in ley de permitir | 3 comments

Hola a Todos Cuando digo que hace bastante que no escribo, no significa que no tenga algo para decir, siempre hay algo para decir. Muchas veces el silencio es más necesario que las palabras y las más de las veces más reparador y expansivo porque nos permite adentrarnos en esa cualidad única de no llenar nuestra “mochila” de tantas cosas. Estoy viendo en estos momentos la gran expansión de conciencia en tanta gente de todo el mundo que no puedo menos que sentir alegría plena. Parecería que no es así si miramos los noticieros y demás información que proviene de algunas fuentes, pero si observamos ampliando nuestra visión, hay tanto o más buenas noticias que malas, hay gente en todo el mundo Haciendo lo que saben que pueden hacer a favor de la iluminación de todos. No me crean, averigüen y luego me cuentan. Nuestra labor es diaria, es permanente y es independiente de lo que otros hagan porque cuanto más hacemos a favor de nuestra propia ascensión, más ascendidos habrá. No importa cuanta gente en el mundo este hablando de este tema o deseando dejar de lado su esclavitud, lo importante es que cada uno de nosotros desee firmemente la libertad y puedo asegurar que en poco tiempo vemos más gente en este mismo camino siendo grandes compañeros de viaje. Si se comprendiera la importancia de la decisión consciente en cuanto a la liberación de nuestra ignorancia, de dejarla ir para siempre y volcarnos a la Verdad y como cambia nuestra vida, no dudaríamos un instante en mantenernos firmes en la decisión tomada. Recién dije labor diaria y lo repito. Tenemos en cada momento del día la oportunidad de ascender. Insisto en que no tienen porque creerme, pero si lo hacen, después verán la alegría que significa. Vale limpiarnos a cada rato, con cada pensamiento que nos damos cuenta, con cada situación que se nos presente y no como un ritual que es obligatorio, sino como una forma de vida que conscientemente hemos tomado muy en serio. Este limpiarnos significa mucho. Prestemos atención a esto: Con cada acto nuestro en pos de la libertad, volcamos en nuestro entorno y en el mundo entero una enorme cantidad de energía bien catalogada que puede ser usado por otros con el mismo fin. Cuanto mayor sea la escala vibratoria de esta energía, mayor es la que a su vez nosotros podemos nuevamente acceder y así es como estamos entre todos haciéndonos un servicio unos a otros. Cuando en su momento dije aquellos que los maestros nos dijeron de hablar, escuchar y ver solo lo Divino tiene relación con esto. A mayor cantidad de pensamientos elevados, mayor energía bien calificada disponible hay para todos. La energía es una sola, somos nosotros quienes le damos la categoría de buena o mala, pero eso se traduce en nuestra vida de tal manera que no es un capricho luchar la más grande lucha que puede haber que es la de superarnos a nosotros mismos, es una bendición para todos. Cada pensamiento elevado que vertimos en el planeta se reutiliza para ser usado nuevamente y el que lo hace, al dejar lugar para más, recibe más. Si tenemos pensamientos liberadores, eso multiplicado nos llega nuevamente pero en escalas mayores, es el Dar lo que nos permite Recibir y cuanto más demos más recibiremos. Entonces nuevamente digo conscientemente porque es la forma de lograr el dominio, no es lo mismo dejarnos llevar por la corriente que dirigir el rumbo y el rumbo al ser uno solo, nos atrae si nos enfocamos en la Verdad. En algún momento hemos hablado de dejar las críticas, los chismes y los juzgamientos, esto es parte de lo que significa volcar al mundo una calidad de energía tal que al ser utilizada devenga en mejor y más. Al decir energía, no estoy hablando de algo que decimos por decir. La energía, por definición de la física clásica, es la capacidad para realizar un determinado trabajo. La energía puede medirse, compararse, convertirse y transformarse. Aún desde la ciencia tradicional es un aspecto fantástico de estudio y si comprendemos lo que significa, podemos observar que en lo espiritual, no hay diferencias y su comportamiento es igual. Solo estoy hablando de Leyes Universales que son aplicables tanto en el plano físico como en el espiritual; después de todo, “Como es arriba es abajo y como es abajo es arriba”. Mil Gracias a Todos Juntos con Amor Divino Victor [email protected]

Google+