Google PlusFacebookTwitter

Amor por todo

By on Jul 18, 2011 in ley de permitir | 0 comments

Share On GoogleShare On FacebookShare On Twitter

Hola a Todos

Promovamos una vida plena que las bendiciones llegan, pero hagamos. ¿De que sirve quedarse sentado esperando?, eso indicaría que lo propuesto depende de otros. Y la verdad es que no. Depende exclusivamente de nosotros.

El depender de nosotros nos lleva a la acción y la acción al tener. Tener es confirmar, es certeza sin ningún tipo de complicaciones, las únicas dificultades que tenemos es convencernos a nosotros mismos de nuestro poder de acción. La vida se mueve, es movimiento hacia la perfección y lo menos que podemos hacer es lo mismo.

En cada acto que hagamos, impregnémoslo de la confianza del hecho realizado, que lo menos que puede suceder es que se manifieste. Con nuestros deseos desapegados, logramos mucho más que con deseos de controlar la situación. Estamos hechos de materia sagrada, todo y cada uno de nosotros y cada cosa que vemos y percibimos, si así no fuera, que quedaría; nada y la nada es lo opuesto al todo y nosotros y todo lo que nos rodea somos Todo.

La materia inanimada, que lo es en función de nuestra percepción, merece tanto respeto como una persona, merece tanta atención como cualquiera y por lo tanto, en cuanto aprendemos esto, los resultados se apresuran más aún, pues el Universo no distingue nada, porque es Todo.

Aprendamos algo que para muchos es nuevo, demos a Todo por igual, sea vivo o inanimado y la repuesta no tarda en llegar. Estamos hechos de los mismos átomos que existen en el Universo entero conocido, nosotros y todo lo que percibimos, entonces lo que podemos hacer es reconocer este hecho para empezar.

No hablo con las piedras esperando que me contesten como hacemos los humanos, pero he aprendido que hay una comunicación entre todos y cada uno de los partícipes de la creación. Cuando le pido ala Divinidad, ya no dejo de lado algo, ni siquiera la computadora con la que estoy escribiendo, todo tiene su inteligencia y todo merece respeto y amor. Se que suena raro, pero lo he comprobado y aseguro que es así.

Por las mañanas cuando comienzo mi limpieza y pido a lo Supremo que sane mis pensamientos incluyo todo, ya sea alguien o algo, da igual, pero incluyo a Todos.

Por experiencia digo que si consideramos absolutamente todo, las cosas salen mejor.

Cuando agradezco lo hago con plena conciencia de lo que estoy haciendo y no es descabellado agradecer a todo lo que usamos por el servicio que nos prestan. Agradecer es un arte y un arte debe ser plasmado en la vida. Agradezco a Todo y nada queda afuera.

Este arte del agradecimiento no tiene nada que ver con alguna postura socialmente aceptada de agradecer por hacerlo, prefiero que no me digan gracias por costumbre, es más, pido que no lo hagan. Cuando agradecemos con conciencia de su significado, se vuelve un acto sagrado y es una manera de entrar en contacto conla Divinidad.Deberíamosagradecer siempre y en todo momento, pero más por lo que tenemos certeza de que es que por un mandato social, que no deja de ser una forma de buscar aceptación y reconocimiento.

El Amor por todo es una manifestación tan elevada de nosotros que queda incluido el perdón, el agradecimiento, la bendición y el permiso.

Nuestros pensamientos nos llevan irremediablemente a la creación que es abarcativa y expansiva, por eso pido perdón, porque no se que pensamientos pudieron haber generado lo que muchas veces veo mal, agradezco porque tanto recibo, bendigo porque es lo que digo bien y pido permiso porque mi derecho a las cosas empiezan y terminan en mí.

Podemos amar pero si es inclusivo y no dejamos nada afuera, es Amor.

Gracias a Todos

Juntos con Amor Divino

[email protected]

Victor

 

Google+