Google PlusFacebookTwitter

Algunas cosas

By on Abr 13, 2011 in ley de permitir | 0 comments

Share On GoogleShare On FacebookShare On Twitter

Hola a Todos

Nuevamente cuanto silencio.

Podemos estar seguros que este silencio es reparador de cualquier manera que lo veamos; sea porque no hay ganas de escribir o porque no hay ganas de preguntar o porque lo que sea. Siempre es bueno.

Así lo veo. Muchas veces piden que les diga que ejercicios hago para estar así, pues acá les estoy dando uno. Vean al mundo bien, véanlo lleno de felicidad, no escuchen lo malo aunque sus sentidos opinen lo contrario, sépanse sanos y abundantes pero no como afirmación sino como forma de vida. Sean buenas personas pero no serviles, sean serviciales pero no esclavos. Procuren la libertad sin quitar nada a nadie y la abundancia llega por añadidura porque solo quien es libre dispone para hacer.

No dejen que los problemas los invadan ni que la amargura sea parte de su vida, no estar a la expectativa de lo que el otro hace es sano, el chisme produce daño y el hablar por hablar corrompe, usemos las palabras para sanar y curar porque somos santos, riámonos cuanto podamos porque en la ilusión nada es serio ni verdadero.

Busquemos cuánto deseemos, pero sepamos que lo temporal es tan efímero que no vale la pena creerlo eterno porque lo eterno no produce alegría ya que Es felicidad Verdadera y esta felicidad no es alegre porque no puede ser triste.

En la dualidad encontramos infelicidad, pero no vale la pena apenarse por ello. El mundo en que decidimos vivir nos presenta esta dualidad y negarla solo la hace más firme en nuestra conciencia y más difícil de liberar, no le demos importancia aunque sepamos que es así. A lo que le damos valor persiste.

Yo Soy sin cualidades es una manera de empezar a verse, dejemos el yo soy pobre o rico, alegre o triste, ocupado o desocupado, no somos nuestros sentimientos. Pero no neguemos nuestra vivencia porque sino la hacemos más firme y más difícil de liberar.

Para cambiar algo de nuestra vida que no nos gusta primero debemos ser libres de verdad para decidir porque sino nuestra decisión puede ser equivocada. Nadie en su sano juicio quiere ser pobre o estar enfermo, pero si nos encontramos en esa situación, negarla solo la afirma y la enquista, aceptemos, pero no a la pobreza, la enfermedad o cualquier miseria de este mundo, aceptemos que no es posible en nosotros esa situación y que solo es el producto de una mente errada y deseosa, dividida y fragmentada que pretende cambiar de espejo para verse mejor.

Cuando tengamos algún problema o inconveniente, dejemos de querer controlar como solucionarlo, les puedo asegurar que en cuanto dejamos de querer hacerlo, “se arregla solo”, esto no es negar el problema sino que estamos dejando que lo Superior actúe y lo hace sin error, esto además confirma nuestra conexión con lo Supremo y nos afirma en la Verdad.

Sabemos que el desear implica falta. Cuando nos encontramos con alguien con problemas sean estos económicos de salud o de cualquier índole, imaginemos que esa persona esta en el lado contrario al que vemos, imaginémosla sana o próspera y abundante. Les comento algo, siempre que conozco a alguien o me dicen algo no bueno de alguien, pregunto su nombre completo y lo imagino exactamente al contrario de lo que dicen que es, lo hago todo el tiempo y con cualquier persona. Esto que podemos llamar curación, es parte de nuestra función en esta vida, sanar para ver y compartir con todos la salud y la abundancia. No lo pensemos para nosotros solos, compartamos el bienestar con el mundo entero porque no hay fronteras para estos pensamientos, así nos liberamos y liberamos al mundo de nosotros.

Únicamente  en la visión de todos seremos felices, no le demos importancia al ego más de la que tiene porque así se alimenta y fortalece, si quiere estar que esté, pero Yo no alimento miserias ni comparto migajas.

Me han pedido que diga como hago algunas cosas, acá dejé algunas.

Gracias a Todos

Juntos con Amor Divino

Victor

kravetzv@gmail.com

Google+