Google PlusFacebookTwitter

Vernos mejor es no criticar ni juzgar

By on Sep 29, 2011 in ley de permitir | 2 comments

Hola a Todos Habrán visto que no escribo desde hace algunos días. Simplemente es que cada uno de nosotros toma en un determinado momento una etapa de silencio en este aprendizaje de lo que es la Realidad y la vuelta a casa. Permanentemente somos bendecidos por lo Divino en nuestra vida, lo que sucede con los acontecimientos diarios es producto de nuestra propia aceptación o no de ello. Puedo asegurar que estamos recibiendo siempre y que es una ofensa para decirlo de algún modo, no tomar lo que nos pertenece por derecho propio, es una falta de humildad no aceptar la grandeza que nos toca, es rehusar a realizar nuestra condición humana. Nadie se ofende ni es juzgado si queremos seguir estando en la miseria y la enfermedad pero ahora más que antes aseguro que es demencial pretender seguir así. Desde hace unos cuantos meses estamos diciendo que la Verdad se manifiesta por si misma si la dejamos actuar. Ahora digo que es a través nuestro que lo hace y no permitirlo por falsos conceptos aceptados por educación y condicionamientos aprendidos es un pecado. No estoy pidiendo que dejemos de trabajar y nos sentemos a esperar que nos entreguen en la puerta de casa una fortuna, estoy diciendo que por el camino que sea aceptemos que los límites auto-impuestos provocan un retraso en la verdadera manifestación de nuestra vida y que es evidente la falta de aceptación de lo Divino en Nosotros. Esa aceptación es tan necesaria como el agua para la vida. Estos días le dije a alguien y pido autorización para usarlo aquí, que nadie pide permiso para tomar agua en su propia casa. Con nuestra vida sucede lo mismo, pedimos permiso para usar lo nuestro como si no lo fuera y esto es por causa de una desvalorización de lo Divino aunque en la mente de muchos parezca lo contrario. Nadie que realmente y con sinceridad reconozca su potestad es capaz de pasar privaciones de ningún tipo. La prosperidad, la abundancia, la salud, la paz, la sabiduría, la belleza, la armonía y la expansión son propias de nuestra condición humana porque somos manifestación de lo Supremo en cada uno. No vernos así es negar nuestra autentica versión y ya que no existe otra, nos negamos como humanos. Es mi intención remover en cada uno esa visión desvastada por los sentidos de que estamos para sufrir cualquiera sea el motivo. Esta visión desaparece en cuanto dejamos entrar en nosotros la Realidad de Quienes Somos. Cada uno tiene el derecho de aceptarse como quiera, pero solo digo que hay una sola y verdadera visión y es la de la Grandeza que nos toca por ser Hijos del mismo Padre. Aquí no hay preferidos ni no preferidos, cada uno es el aceptor de esta idea y digo también que es experiencia pura e individual en la que cada uno deja ser en su interior lo que escoja para su vida. La Paz es tan posible y al alcance de la mano que cuando logramos nuestra calma nos preguntamos como es que no lo vimos antes. Cuando decidimos sinceramente Ser lo que decidimos Ser, por añadidura llegan los reales conceptos de lo que significa cada cosa. En este camino, la abundancia no solo es monetaria, también lo es la sabiduría, la prosperidad no solo se refiere a un buen negocio, también lo es respecto a la humanidad entera. Llegado el momento, nos damos cuenta que toda nuestra vida es un jardín del Edén, todo perfecto y en armonía. Pero puede pasar que no lo veamos así, que lo percibamos como algo contrario a lo que estamos diciendo, pues es aquí donde debemos prestar atención. Cuando algo malo o no agradable sucede o las manifestaciones que pretendemos no se dan  como queremos o simplemente no se dan, no echemos la culpa a nadie. Si somos capaces de hacer esto, no culpar, no juzgar, no criticar y seguir permaneciendo en nuestro estado de conciencia y aceptarlo para elevarlo aún más, entonces sabremos que estamos por el buen camino. Aunque parezca poco, dejar de criticarnos y juzgarnos y hacerlo también hacia los demás, abre una puerta que luego no se cierra jamás cuando concientemente ya es parte de nuestra vida. Esta pauta que dice dejar de criticarnos y juzgarnos florece luego en una verdadera entrega y entrega significa dar y dar en primera instancia es ofrecer todo a lo Supremo. Limpiar significa entrega Sanar es entrega Entregar es en definitiva dar lo nuestro a la Divinidad para que sea devuelto en lo que realmente Es. Gracias a Todos Juntos con Amor Divino [email protected]

Lo que cuesta entender

By on Sep 27, 2011 in ley de permitir | 2 comments

Hola de nuevo, Hoy voy a escribir acerca de algunas cosas que ya entiendo. Como he notado con mis maestros, algunos de ellos no estan como deberían. Algunos de ellos están quebrados y no les va bien, pero tampoco veo que entiendan lo que enseñan. No es critica, espero que no lo vean asi, simplemente veo que hay una parte que a pesar de ser lógica y que se puede entender, hay una parte ilógica que es práctica y que brinda resultados. Yo no puedo decir que soy millonario, no puedo decir que tengo abundancia mas alla de mis sueños. PERO tengo una vida muy comoda, una vida muy feliz. La felicidad sin embargo no depende de lo que pasa afuera, si no que tiene que ver con la felicidad por dentro. Comienza uno sientiendo felicidad, pensando las cosas que uno desea ver en la vida real y aceptándolas como algo que ya es, no reaccionando ante la realidad. Hay muchos ejercicios, cursos, libros, procesos, procedimientos, ritos, y tantas cosas QUE NO SON NECESARIAS! Hay tanta duda acerca de la divinidad de cada uno, del poder de cada uno para poder manifestar cualquier realidad que uno realmente “enfoque”. Esto más prácticamente hablando es el no ver los problemas que uno tiene y solo ver la realidad que uno quiere ver. No pelearse con el mundo, no resistirse ante las cosas que a uno le molestan, no llenarse de odio y enojo, no caer en duda y temor. Los ejercicios de la Fórmula para la transformación de la vida es lo que quieren lograr. Están diseñados para que uno pueda exactamente para que se logre esto Yo voy a empezar a usar video en youtube o twitter para explicar estas cosas dentro de poco. Lo que me encantaría es que cada uno de ustedes vea el poder que tiene y que comience a utilizar mis palabras para poder crear su realidad de la forma en la que les encantaría que fuese. No hay mucho más que decir, todo es la mente, la mente es la herramienta, el camino, el paso, la llave, TODO. Así que hay que dejar ir todo, todos tus problemas, todo, y simplemente entender que todo esta resuelto, y vivir sintiendo eso. De nuevo, hacer los ejercicios conduce a este sentimiento. Juntos con Amor Divino Nathan...

¿Cuantos mundos?

By on Sep 23, 2011 in ley de permitir | 3 comments

Hola a Todos El mundo material, el mundo espiritual, el mundo de los negocios, el primer mundo, el tercer mundo ¿Cuántos mundos? Tanta división que solo nos hace creer en más división. Todos estos mundos, todas las separaciones que seamos capaces de contemplar no son más que la visión de una mente que está educada para la fragmentación y la separación. Dicen que no es tan fácil ver la unidad en la separación; Yo invito a que se haga lo posible para verse uno mismo primero, verse como lo más importante del mundo, verse como único y con el merecimiento que le corresponde a quien lo Es Todo. ¿Saben que? Es una falta de respeto muy grande no creerse merecedor de lo mejor, es como negar permanentemente el estado de Ser que Somos. Al observar al mundo dividido, creemos cada vez más en esa división en la que figuran el bueno, el malo, el rico, el pobre, el sano, el enfermo, el sabio y el ignorante. Estos son solo estados del mismo Ser del que estamos concientes o queremos darle actividad en el presente. Para decirlo de alguna manera, no existen tales circunstancias. Hace algunos días, una persona me comentó que la política y los humildes y los enfermos y los ricos y los desamparados y los políticos y los gobiernos y tantas cualidades más, son la única manera de ver al mundo. Siguió diciendo que todos hacemos política de alguna manera y que el hombre es un ser político por excelencia y que además, mirarlo de otra manera es casi una estupidez. Yo siempre hago silencio cuando escucho ni interrumpo hasta que la persona diga su idea. Este hombre, como tantas veces me ha pasado, se transformó de pronto en un gran maestro porque me mostró la importancia de lo mundano en la gente, me enseñó la importancia de la mirada hacia adentro en lugar de hacia fuera, me dio la pauta de que si no estamos atentos a nosotros mismos sin importar las circunstancias externas, lo externo nos devora haciéndonos creer que es verdad. Cuando terminó su pensamiento, le agradecí y me fui para otro lado, para el lado contrario, para el lado de un mundo único sin fragmentaciones ni divisiones; para Mi Mundo. ¿Esto significa que reniego de lo que sucede a mi alrededor? De ninguna manera, solo le doy el valor que tiene, porque nada tiene valor si no es desde la visión de lo Divino. Ayer un señor muy mayor de edad estaba caminando solo por la calle y de pronto pidió ayuda para seguir caminando porque no podía mantener el equilibrio y se caía al piso; estaba fatigado, cansado y triste. Inmediatamente fuimos en su ayuda mi esposa y yo, lo hicimos sentar y luego lo llevamos a su casa a una cuadra de la mía. Este señor fue nuevamente un maestro que apareció en mi vida. ¿Imaginan todo lo que me enseñó? Cuando me despedí de el, le dije con autoridad que iba a sanar. Lo dije con autoridad, con toda la autoridad que puedan imaginar. El hombre me miró extrañado y lo agradeció. ¿De que autoridad creen que estoy hablando? ¿Acaso soy un sanador? Hay un solo sanador, un solo médico para cualquier enfermedad. En la visión separada vi un hombre enfermo y triste que no podía caminar, en la visión única de la unidad vi a un hermano que me dijo cúrate para que yo me cure. Solo en la mente fraccionada vemos a otro distinto de nosotros. Tantos mundos vemos que no reparamos que todos esos mundos forman el mismo universo. Pretendemos ser buenos cuando en realidad dejamos de considerar al prójimo como próximo y preferimos hacer obras de caridad en lo externo en lugar de convocar a nuestra máxima expresión. Juegos del ego para sobrevivir. Pues basta de jugar que ya somos grandes. Es hora de terminar de jugar con nuestra vida y comenzar de una vez y para siempre a guiar nuestra existencia para lo que es. ¿A cuantas personas vemos por día? ¿Cuánto agradecemos su enseñanza? ¿Nos damos cuenta de cuán maestros son? ¿Qué servicio hacemos por nosotros? Si entramos en la atmósfera de la que hablo, nada ni nadie deja de ser Divino y por lo tanto su presencia es presencia santa. ¿Dejamos que lo Supremo se manifieste en nosotros? Porque hacerlo no cuesta trabajo alguno, con solo decretarlo es suficiente y cuando decidimos que lo Supremo se manifieste en nosotros lo único que se ve es lo Supremo. Gracias a Todos Juntos con Amor Divino [email protected]

Google+