Google PlusFacebookTwitter

Por fin el fin

By on Ago 24, 2011 in ley de permitir | 6 comments

Hola de nuevo, Hoy escribo con gusto y libertad… libertad de todo. Hoy termino mi juicio por riña con el Sr. Abraham Nahmad. Salí victorioso, no tuve mayor daño ni hubo nada que el Sr. pudiera hacer en contra mía. PERO NO QUIERE DECIR QUE NO INTENTO. Y aquí hoy puedo exponer los detalles para que entiendan como funciona el poder de la mente, como funciona lo que enseño para que puedan valorar como todo funciona de una manera y tiene su razón de ser. Cuando tuvimos la pelea al Sr. no le encontraron mayor daño (a pesar de que me detuvieron por 24 horas en lo que al Sr. lo llevaron a varios hospitales y especialistas para buscar 1 que diga que si tiene un daño). No tenia daño y nos dejaron ir. El Sr. pago mucho dinero a abogados, a judiciales y a funcionarios para que me arresten, para que me golpeen y para que me violaran una vez que estuviera yo en su poder. Todo esto lo tengo confirmado por el Judicial que me arresto y por otras personas que han estado involucradas. No solo eso, si no que el Sr. se amparo y gasto cientos de miles de pesos en abogados, sobornos y amparos para NADA. Cual fue el resultado de todo ese esfuerzo? 1. Cuando me arrestaron no me esposaron y se portaron conmigo de maravilla. 2. Cuando ingrese al reclusorio me trataron de primera, me pusieron en una celda semi-vacía y la gente de dentro de la celda me brindo un colchón y una cobija para pasar la noche. 3. En la mañana fui el único de ingreso al que no llamaron a limpiar el patio y por lo tanto no me moje ni tuve que pasar mas frio. 4. Durante el día me trataron con respecto y NADIE me molesto.  No solo eso si no que los reos me dieron medicinas que necesitaba en el momento y de su propia comida que les llevaban sus familias.  Cabe mencionar que en aquel entonces tenia yo una condición medica que ME QUITE POR COMPLETO a pesar de que dicen que es incurable. 5. Salí de la prisión y durante un año y meses tuve que pasar un proceso en donde si es cierto que tuve que pagar algo de dinero, pero nada en comparación con lo que le costo a la otra persona para hacerme daño. Dios me ha demostrado que ha estado a mi lado en todo momento, en cada parte del proceso, nadie ni nada me han hecho daño ni me han lastimado. Lo único que esta persona logro es que yo pueda conectarme mas con mi gente, que pueda ver los niveles de des-humanización a los que llegan los sistemas penales, que sienta más compasión y más amor por mis hermanos. En todo momento de estos procesos, en especial en mis momentos difíciles mantuve mi fe, mantuve mi fuerza, y me mantuve haciendo mis ejercicios una y otra vez, como mantra, tanto el Ho’oponopono, el método Sedona y la formula para la transformación de la vida. Quiero mencionar que YO NO SOY EL HACEDOR, simplemente confío en que el hacedor (Dios, el universo, la mente o como lo quieras llamar) hizo todo esto por mi. Por que? Porque mi creencia es que ASI TIENE QUE SER. Mi creencia es que soy un ser bueno, y a los seres buenos NADA MALO LES PUEDE PASAR. Claro que habrán piedras en el camino, pero estas son solo para que nosotros podamos ver nuestra grandeza, poner en prueba nuestra fe y valorar lo que nos es otorgado. Quiero agradecer a cada uno de ustedes por sus plegarias, a cada uno de los que me apoyo económicamente cuando lo necesite, a Dios por ser el pilar que me mantiene firme, a Mi esposa por demostrarme que es la mujer para mi, a mi familia por estar a mi lado y a mis jefes por tenerme paciencia durante este proceso. Ahora, con la mente tranquila puedo dedicarme más aun a dar más de mi hacia el mundo. Espero que puedan ver que aun en los peores momentos hay salidas, que con la fe y con el esfuerzo interno pueden las cosas cambiar. A lo mejor no todo es tan rápido como uno quisiera, tal vez no se puede borrar un proceso legal de la noche a la mañana, pero si se llega a un fin, y si se llega a una justicia.  Y de lo malo sale la miel que es el resultado de nuestra labor. Quiero que sepan que si me interesan cada uno de ustedes, los que me han escrito han tenido una respuesta, siempre estoy aquí para apoyarlos y para ayudarles a encontrar su fuerza interna. Hoy más que nunca digo: JUNTOS CON AMOR DIVINO Nathan...

Enseñar y aprender

By on Ago 22, 2011 in ley de permitir | 0 comments

Hola a Todos Sinceramente creo que no hay mejor manera de aprender que enseñando, de tal manera es así que se dificulta distinguir realmente quien enseña y quien aprende. Este estado de aprendizaje-enseñanza es una catapulta para quien pretende volver a casa. Me han preguntado si enseño lo que aprendo y mi respuesta fue que… no. Aunque parezca raro lo que digo, en realidad aprendo lo que enseño. Si tomamos como enseñar un acto de dar, estoy aprendiendo debido a que enseño. Este acto de enseñar está directamente ligado al servicio a Todos, de ninguna manera nos podemos considerar maestros en el sentido literal de la palabra debido a que es un acto de servicio, el dar primero trae como respuesta el recibir y es así que no se distingue quien aprende y quien enseña. En todo caso somos maestros de lo Divino, de la Fuente que todo da, porque solo aprendemos de la Divinidad. Ya hemos dicho que no hay elegidos para el Universo, entonces como es posible pensar que alguien sabe más que otro, sería lo mismo que creer que hay elegidos para la riqueza y la prosperidad, pensar así es demencial. Nuestro intelecto en el afán de reconocer como “entendible” algo de lo que nos sucede, busca llevarnos a su cántaro para colmarlo, esa es una ilusión, es una mentira aceptada. Enseño para aprender y no para darle a mi intelecto saciedad. Es lo mismo que sanar; no sano para que otros sanen, sano porque estando sano otros sanan, que no es lo mismo. Un maestro de lo Divino enseña para estar cada vez más cerca de casa y no para alimentar su ego, solo dice lo que dice en su conexión con lo Divino que es la única Fuente, nada parte de el mismo, es hacedor en cuanto sabe “quien es” pero no es hacedor por si mismo, sino para si mismo, que no es lo mismo. Cada quien cosecha lo que siembra, cada quien cosecha para si mismo aunque parezca que no, la variable en este caso es que cada acto nuestro tiene relevancia en el mundo, aunque no nos percatemos de ello, cada pensamiento nuestro modifica el entorno y nunca el entorno modifica nuestros pensamientos. Los sentidos dicen lo contrario, pero también es cierto que los sentidos solo abarcan una pequeñísima franja del espectro de percepción. El acto de enseñar trae otros pensamientos colaterales. Uno jamás puede enseñar lo que no sabe y como lo único que sabe es la Divinidad, el acto de enseñar en este contexto es un acto divino. Cuando enseñamos, mostramos al mundo no nuestro saber que es propio del intelecto y del ego, sino nuestra conexión con la Fuente y es ahí donde se produce el corte entre lo comúnmente aceptado por maestro y alumno. Aquí el maestro es alumno porque nadie puede dejar en esta vida de recibir lo que da. Cada vez que alguien enseña trivialidades recibe eso. Cuando nos transformamos en maestros de lo Divino, recibimos Divinidad. Toda vez que nos encontramos con alguien a quien no le tenemos cariño o por decirlo de alguna manera, nos molesta; se transforma en maestro si es que aceptamos que esta persona  o circunstancia nos está develando una enseñanza al reconocernos co-creadores, entonces en lugar de enojarnos, es más productivo ver en nosotros que está pasando que percibimos de esa manera a esta persona o circunstancias. Hay grandes maestros conviviendo con nosotros y no son justamente aquellos que hayan alcanzado la iluminación. Saber aprovechar el instante del ahora nos lleva a ver cuan responsables somos de nuestra vida. Nada ni nadie es culpable de nada, tampoco nosotros, solo actuamos en este teatro llamado vida y que, a pesar de ser tan ilusorio le damos tanto valor de verdad. Lo Divino enseña, nosotros somos su expresión. Nos muestra a cada instante y en cada momento nuestra potestad por ser su expresión. Enseñar es mostrar y el Universo al mostrarse en su grandeza es el perfecto Maestro y nosotros los perfectos alumnos que cuando enseñamos mostramos no nuestra grandeza sino la del Todo en nosotros. La certeza, la fe, la sabiduría, la voluntad, el atreverse y la valentía son los pasos a seguir cuando pretendemos enseñar algo, lo demás es ilusión. La Verdad no se esconde ni está oculta, no es para algunos pocos privilegiados. ¿No lo ves? Pues entonces deberías preguntarte porque. Gracias a Todos Juntos con Amor Divino [email protected]..

Cambios y amor

By on Ago 17, 2011 in ley de permitir | 5 comments

Hola de nuevo, Soy Nathan, estoy consiente de que han pasado unos días sin que yo escriba nada. He tenido poco tiempo y me he enfocado en sacar unas cosas adelante. Como bien sabrán y entenderán, hay batallas en la vida que tenemos que luchar, pero NO TODAS LAS BATALLAS SE LUCHAN EN CUERPO. Como he estado escribiendo, muchas cosas se resuelven desde adentro, cuando uno va resolviendo las cosas desde dentro, las cosas por fuera se solucionan. No quiero cantar victoria aun, pero una situación que me estaba aquejando desde hace ya más de un año esta a punto de llegar a su termino, y yo estoy saliendo con el menor de los daños. Para los que saben cuento con una protección que me ha sido mostrada una y otra vez, no puedo garantizar ni asegurar que esa protección sea externa, ya que en mi creencia yo estoy muy protegido SIEMPRE. Así que no puedo decir que yo sea un “elegido” o “alguien especial” que tiene una “protección especial”.  Si no que más bien soy una persona que cree que esta muy protegida siempre y hasta ahora esa creencia siempre se ha demostrado cierta. Como todas las creencias, entre más fuerte es esta, más fuertes y consistentes son los resultados. Desgraciadamente hay gente que tiene otras creencias que no siempre van con las mías, y creen que pueden hacer algún daño y salirse con la suya.  Pero ese no es el caso, y no lo escribo con afán de amenaza sino como explicación. Cuando era mucho más joven, algunas personas creían que por yo ser corpulento sería lento para correr, entonces me pegaban y salían corriendo, solo para darse cuenta segundos después de que corría más rápido que ellos y los alcanzaba (por alguna razón siempre me buscaban peleas de joven). Su creencia de que yo era lento no iba con la mía de que yo soy muy rápido. De hecho, entre más pasaba el tiempo me di cuenta que para mis compañeros de la secundaria y preparatoria yo era como un reto.  Yo siempre tenia que ser bueno en TODO lo que hacia, y por lo tanto lo era (no lo sabia, y no lo hacia para ser bueno, si no  para ser aceptado, tontamente me di cuenta demasiado tarde que el ser bueno en todo es lo que hacía que me tuvieran envidias y por lo tanto me rechazaran). Era un afán de superar todo lo que yo lograra, claro esta que al principio yo no aceptaba las cosas como “imposibles”. Un ejemplo fue que vimos la película de Jean Claude Van Dam titulada “blood sports” en donde el muestra en una escena que puede quitarle de la mano una moneda a una persona antes de que esa persona cierre la mano. Al principio todos quedaron muy impresionados al verlo y a mi se me hizo algo que SI SE PUEDE HACER. Claro esta que para ellos era “imposible”. Pues les demostré a cada uno de ellos como yo podía quitarles la moneda y que era por mucho más rápido que ellos.  Los primeros meses se dedicaron a igualarme, y debo admitir, lo lograron, pero eso no era suficiente, nunca era suficiente ser igual que yo, si no que tenían que ser mejores que yo (de nuevo, yo era muy bueno EN TODO, así que ellos tenían que ser mejores que yo en algo) y de hecho lo lograron, después de meses de practica algunos de ellos lograban no solo quitar la moneda de la mano si no que lograban cambiarla por otra, así que cuando la persona abría la mano pensando que no le quitaron la moneda se sorprendía momentos después viendo que no solo se la quitaron si no que se la cambiaron por otra. Esto tengo que decir es verdaderamente impresionante.  Inclusive para mi, yo nunca he intentado ni he tratado de cambiar la moneda… sigo quitando monedas a velocidad pero nunca he hecho eso (no lo he buscado ni me he convencido aun de poder hacerlo). Ese es tan solo un ejemplo de mucho de las cosas en las que ellos creían que las cosas eran imposibles, y yo demostraba que eran posibles, y luego ellos las imitaban y mejoraban. Todas ellas tenían que ver con la mente, que tan rápido podía ser uno, que tan ágil, que tan fuerte, pero todo era antes con la mente y luego con el cuerpo. Y la verdad es esa. Todo primero es con la mente, y luego con el cuerpo. Todo primero es por dentro, y luego por fuera. Aun hoy cuando quito una moneda mi mente tiene que ser mucho más rápida que mis actos, cuando lo hago mi mente tiene que ya saber que la moneda esta en mi mano, tiene que saberlo antes de verme hacerlo, de hecho cuando lo hago no lo pienso siquiera, mi mente lo hace a una velocidad en la que yo no me doy cuenta… solamente visualizo el resultado antes de la acción y esta hecho. Si me pusiera a pensar como hacerlo NO LO LOGRARIA JAMAS. Si dudara de que puedo hacerlo NO LO LOGRARIA JAMAS. No solo eso, cuando alguien tiene la velocidad suficiente para cerrar la mano antes que quite la moneda, mi mente se ajusta y mi cuerpo se vuelve más veloz aun. Pero todo esta en la mente, y eso es...

Google+