Google PlusFacebookTwitter

¿Quienes creemos que somos?

By on May 24, 2011 in ley de permitir | 1 comment

Share On GoogleShare On FacebookShare On Twitter

Hola a Todos

¿Quienes creemos que somos?

No sea que creamos en nuestra propia grandeza y logremos lo que realmente estamos buscando.

Hay un reto que cada uno de nosotros tarde o temprano vamos a tener que asumir y es el de sabernos con la capacidad de crear nuestro mundo, pero crearlo es asumir también la responsabilidad que le cabe.

Si se que soy responsable entonces me hago cargo y si me hago cargo dejo de protestar por todo y hacharle la culpa al mundo; ni la economía, ni la política, ni las religiones tienen algo que ver en esto, Yo Soy y es todo.

Si me reconozco acepto mi grandeza, si acepto mi grandeza acepto todo y si acepto todo es porque Yo Soy y me reconozco. Es la serpiente que se muerde la cola.

Si tengo certeza en saber quien soy, entonces puedo hacer por mí y por el mundo. Ese es nuestro trabajo.

Me animo a pedirles que piensen en mí, que me imaginen abundante, pleno, saludable, en paz. Si así lo logran, es porque es el mundo en el que vivo, el mundo por el que pido, el mundo que imagino, porque es el mundo en el que todos ustedes comparten conmigo la bendición de Ser.

En el mundo que vivo, todos tenemos las mismas oportunidades y las mismas posibilidades, la miseria cada día se desvanece en la plenitud de la abundancia, deja de ser dominante la pobreza, no hay posibilidad para la enfermedad. Estamos en Paz.

Yo vivo imaginando lo que deseo con desapego y eso los incluye a ustedes, a todos y si ustedes me imaginan a mí abundante y pleno, se produce una retroalimentación positiva que les devuelve lo mismo que imaginaron de mi; básicamente porque sanaron. Si hacemos este pequeño pero significativo ejercicio todos los días con todas las personas y situaciones, no podemos menos que vivir en Paz.

Si digo que los veo abundantes es una cosa, pero si además lo imagino y tengo la certeza de que así es solo puede ocurrir lo que imagino.

Si pudiéramos cada vez más personas pensar en lo mejor para el otro considerando que estoy incluido, la paz no tarda en llegar.

No importa cuantas noticias malas escuchemos en el día, dejémoslas de lado y cortemos por lo sano enfocando nuestra imaginación en solo lo positivo, solo lo bueno, solo el Amor absoluto del Ser. Cuando logramos el objetivo, solo lo bueno y lo positivo vamos a ver. No importa si alguien dice que lo malo sigue existiendo, en cada uno las posibilidades son infinitas y posibles y así solamente veremos lo que queremos ver porque somos los hacedores del mundo.

No hay vallas a saltar, es una ilusión aprendida y aceptada, no hay caminos por recorrer que ya no hallamos recorridos juntos, entonces estamos en lugares conocidos y sabemos por donde ir, vallamos juntos porque es la única manera de viajar, dejemos de lado la necesidad de la soledad, esta falsa idea de separación; si somos Uno, no podemos menos que saber que lo que pienso, de alguna manera u otra va a tocar al otro.

Llega el momento en que dejamos ya el puro pensamiento para pasar a un rango vibracional mayor que es el pensar y sentir, en donde la imaginación juega junto al sentir el hecho terminado. Cuando sentimos, nos damos cuenta que ya no estamos en la búsqueda porque ya lo tenemos, uno no sigue buscando lo que ya tiene. Pero uno nunca es el sentimiento, no somos lo que sentimos porque eso sería contradictorio, en todo caso podemos sentir lo que somos que no es lo mismo.

Puedo sentir que somos cuando estoy buscando que todos mis hermanos sean partícipes de mi mundo, porque al mundo que imagino, lo siento hasta en mis entrañas. Cada día uno se aleja cada vez más de lo que antes parecía normal, ahora esa normalidad ya ni la veo. Veo a un mundo cada vez mejor porque además Yo también estoy en el mundo y lo veo porque lo pienso y lo imagino, pero también lo siento y lo siento tan profundamente que casi el sentir ocupa todo es lugar.

La tan ansiada Paz es posible solo cuando llegamos a sentir esta preciosa unidad, esta joya del Ser que nos deleita con todo el esplendor.

El ejercicio: Los pienso, los imagino en todo su esplendor y sabiduría y me imagino que ustedes lo hacen conmigo; son abundantes y sanos y así veo que me ven. Lo deseo con desapego al resultado sabiendo que reciben más de lo que puedo imaginar y siento profundamente que es así y termino sintiendo solamente en la unidad del Ser del que jamás hemos estado separados.

Piensen, imaginen y sientan lo mejor incluyéndose, que así incluyen al mundo. Yo lo hago en todo momento.

Gracias

Juntos con Amor Divino

[email protected]

Victor

 

  • wilma

    Paz, es lo que siento cuando leo tus palabras
    gracias
    wilma

Google+